fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Actualidad

Cinco imprescindibles del Godó

David Salvador
David Salvador 24/4/2019Comentarios

Nadal, Ferrer, Nishikori, Thiem y Tsitsipas. Vale. O uramaki, terraza con vistas, carrot cake, bar con aperitivos escondido -el bar, no los aperitivos, a la vista del público-, o tapas de autor para recordar la visita. El Barcelona Open Banc Sabadell se celebra hasta este domingo en el Reial Club de Tennis Barcelona y una visita bien vale la pena. Para ver si Nadal consigue el duodécimo título, para aplaudir a David Ferrer, o simplemente para comer bien y disfrutar de la mejor gastronomía en un entorno diferente. Entramos al recinto de Pedralbes y escogemos cinco puntos o propuestas que todo buen gourmet y aficionado al tenis o no no puede perderse en la edición 67 del Trofeo Conde de Godó.

La carpa Damm del Fan Boulevard del Trofeo Conde Godó

La carpa Damm del Fan Boulevard del Trofeo Conde Godó

La carpa gourmet de Damm

La cervecera barcelonesa repite presencia en un evento del que es hermano. Como en años precedentes, ha situado una gran carpa en el Fan Boulevard -o arteria principal del evento- y ha invitado a cuatro restaurantes de la ciudad para que surtan con calidad al aficionado.

Complot de barril de Damm, burger de Oassis, ensaladilla ibérica de Enrique Tomás

Complot de barril de Damm, burger de Oassis, ensaladilla ibérica de Enrique Tomás

Son Enrique Tomás, que ha aportado el toque ibérico mediante ensaladilla y bravas; Sanbermut, un clásico de la zona alta aquí presente con una tapa de pollo crujiente y un mollete de calamares de tres bocados; Oassis, el nuevo local healthy de AN Grup presentado en sociedad con nachos y una Veggie Burger a base de remolacha, garbanzos, judías o hummus, y Kao Dim Sum, que repite en el Godó –el año pasado estaba en La Terraza- con su versión más callejera y un udon con huevo y verduras y un dim sum de ternera y gamba. Ocho propuestas divertidas y fáciles de comer en las mesas y bancos aledaños a la carpa.

Para maridarlas, cañas de Estrella Damm, Malquerida, Inedit y también de Complot, la IPA que Damm acaba de presentar en formato barril. Para los celíacos –aquí nadie se queda fuera-, Daura.

El cheese cake de Buvette

Delante de la carpa Damm, como complementándola, la organización ha instalado el estand de Buvette, una pequeña pastelería abierta por Sonia Borrell hace una década en la calle Amigó. Curtida en Cordon Bleu, Hoffman o Cakes Haute Couture, la pastelera ha llegado al Godó con varias propuestas y un pastel que se acaba; un carrot cake por el que seguro que el equipo de Buvette va a correr kilómetros entre la tienda y el recinto cada día si quiere dar a cabo. El postre perfecto tras un par de tapas y una cerveza.

El cheese cake de Buvette

El cheese cake de Buvette

El bar escondido

Preguntad por la Pista 1 o pista Manuel Orantes. No es la principal, así que sus aledaños están menos poblados. Quizá sea por eso que el “chiringuito” que Damm ha instalado en uno de sus laterales se ha convertido en el secreto mejor guardado del torneo. Una barraca de madera con unas cuantas mesas entre pinos que se convierte en el descanso del guerrero. Se rumorea que se ha visto a David Ferrer en sus mesas tras un entreno. Seguro que con una lata de mejillones, una cresta argentina o un bol de trufa cortada, parte de la sencilla y efectiva propuesta del espacio. Por cierto, también sirven café, imprescindible para los que entran a primera hora y buscan refugio pre primer partido.

El bar de la pista 1 del Godó

El bar de la pista 1 del Godó

Ostras con vistas al partido

La organización ha vuelto a habilitar sobre las pistas de pádel del club un espacio de ocio. El año pasado lo poblaban varios negocios de restauración y de moda; este año lo ha copado Amélie. La empresa de ostras se ha unido con otras marcas Premium (Godiva, La Cala de Albert Adrià, Carpier, Balfegó…) para erigir en La Terraza un lounge selecto, al que sólo se llega con pulsera de village. Las ventajas, un espacio cómodo desde donde disfrutar además de una visión cenital de la pista principal. El único sitio del village donde poder hacerlo. Codiciada ya solo por ello.

El lounge de Amélie

El lounge de Amélie

La cocina nikkei del lounge del village

Sí, se llama así: el lounge del village. Allí, con doble pulsera (la del village y la que adquieres para habituallarte dentro sin tocar efectivo), los bocados selectos se departen con delicadeza. Entre jamones Remedios Sánchez, ostras La Belle Huitre, whiskies Macallan o foies Collverd se ha hecho hueco el equipo de Ceviche y Nikkei 103 con algunos de sus best sellers. Es el caso del uramaki anticuchero -a base de langostino, panko, aguacate, corvina, crujiente de boniato y mayonesa anticuchera-, muy demandado también a última horas de la jornada (de 18 a 21.30h), cuando un dj ameniza con música temática. El miércoles, de los 80s; el jueves, de los 90s y 00s, y el viernes, con música actual.

Uramaki anticuchero de Nikkei 103

Uramaki anticuchero de Nikkei 103

La selección de las cinco propuestas es discrecional y subjetiva. No lo es el aplauso a David Ferrer, que este año se despide de las pistas. La organización le hará un homenaje el domingo antes de la final. Para entonces, la gastronomía del Godó ya habrá sido aplaudida. El torneo es escaparate de ciudad; su gastronomía, también.


Comentarios