fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Actualidad

David Andrés ficha por Vía Veneto

Mónica Ramírez
Mónica Ramírez 31/5/2019Comentarios

Hacía meses que en ABaC se conocía la noticia pero no trascendió hasta hace unos días, cuando se supo, vía redes sociales, que David Andrés dejaba los fogones del triestrellado barcelonés liderado por Jordi Cruz, sin que se conociese nuevo destino (la noticia puedes leerla aquí).  Y aunque la idea era tomarse un tiempo de calma para estudiar nuevos proyectos, no ha podido ser: David Andrés será el nuevo chef de uno de los grandes de la restauración de la Ciudad Condal: Via Veneto.

Ha sido un año de cambios para David Andrés y ese espíritu renovador abarca tanto el terreno personal –hace poco cambió su estado civil- como el laboral: estrenó hace un par de meses el Hotel Somiatruites y cambió de rumbo su trayectoria culinaria tras diez años en ABaC. La idea, nos cuenta, era tomarse un tiempo tranquilo pero tras el anuncio, vía redes, de que dejaba el establecimiento liderado por Jordi Cruz, empezó a recibir ofertas y hubo una a la que no pudo resistirse: la de Vía Veneto. “En ABaC aprendí todo lo que sé y es una casa en la que hemos conseguido todo lo que hemos soñado y más, por lo que quería que mi salida fuera fácil. Así que avisé con todo el tiempo  del mundo –mi idea era dar un año- para que afectara lo menos posible a la dinámica laboral. Se pactó que mi marcha fuera el mes que fue e hice el anuncio por redes.  Me lo quería tomar con calma para ver qué salía, pero a las dos horas y media, una de las primeras ofertas que recibí fue la de la familia Monje, una oportunidad soñada”, explica David. Y añade “es una superoportunidad para seguir creciendo, hacerme un nombre en este mundo y sobre todo, para aprender”.

¿Implicará un cambio significativo en la cocina del Via Veneto el fichaje del chef? “En todas las cocinas la propuesta tiene que seguir una coherencia, si trabajas con coherencia la creatividad funciona. Yo tengo un absoluto respeto por la casa, porque es la casa con más historia de Barcelona y la que más tiempo lleva con estrella Michelin. Así que, aunque hay intención –por ambas partes- de dar un aire fresco y de evolucionar, haremos el cambio desde la coherencia y el respeto”.

Para David Andrés, el hecho de que Via Veneto sea liderado por una familia con una gran trayectoria fue uno de los factores decisivos.  “La familia Monje y yo coincidíamos en valores. Yo soy una persona extremadamente familiar y no es casualidad que en mi corto currículum haya trabajado en ABaC con la familia González, en Neichel con la familia Neichel o en El Celler de Can Roca con la familia Roca, y ya no es que valore sino que veo primordial esta unión familiar. Estas empresas familiares que están llenas de pasión, de cariño y de trabajo en equipo y en familia. Esto fue uno de los factores determinantes por los que dije que sí. En mi casa es algo que me han inculcado y que tenía claro”. Además del factor familiar, el chef afirma que “es un proyecto muy importante y un gran reto. Soy una persona extremadamente tozuda que no para de autoexigirse y -para muestra un botón- en ABaC he estado diez años. Entré sin saber coger un cuchillo y cuando estaba aprendiendo a coger el cuchillo me propuse ser jefe de cocina, lo conseguí en cuatro años y pasamos de una estrella a tres por ser luchador, muy trabajador y perseverante. Y eso es lo que vamos a hacer aquí. “

Para David es “un honor formar parte de esta casa después de los cocineros que han pasado por aquí. Es un completo lujo y más tras haber conocido a la familia, el trato que ha tenido conmigo, las ganas de hacer bien las cosas, y de quedar bien con ABaC. Estoy muy contento y orgulloso, con ganas de aportar, de aprender,  y de llevar el nombre de Via Veneto lo más arriba posible, con respeto y coherencia”.

 

El comunicado oficial

Amigos y colaboradores

Quiero informaros que este mes de junio, asumiré la responsabilidad de chef del Restaurante Via Veneto de Barcelona.

Para mi representa un gran reto a la hora que una gran ilusión dirigir el equipo de este restaurant referente en la historia gastronómica de la ciudad.

La apuesta para mi persona de una familia mítica en el mundo de la restauración como la familia Monje, a parte de ser un gran honor profesional, representa una oportunidad única e irrefutable para trabajar otra vez en una estructura de empresa familiar en la que siempre me sentido cómodo, porque representa perfectamente mis valores.

Luchare al máximo para que el trabajo del nuevo equipo sea digno sucesor de los grandes chefs que hasta ahora han dirigido la mítica historia de esta casa.

Un abrazo a todos, espero mantener y fortalecer nuestra relación en esta nueva etapa

David Andrés


Comentarios