fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Actualidad

Restricciones horarias en la restauración catalana por Navidad

Redacción
Redacción 18/12/2020Comentarios

No se permitirá servir cenas ni ofrecer servicio fuera del desayuno y el almuerzo en los restaurantes y bares catalanes hasta el 11 de enero. La Generalitat de Catalunya ha endurecido las medidas restrictivas a causa del progresivo empeoramiento de las cifras de contagio de la Covid-19.

 

Con la velocidad de transmisión del virus creciendo y el índice de rebrote al alza, diversas administraciones autonómicas avanzaron el pasado miércoles en la Comisión Interterritorial de Sanidad su intención de endurecer las medidas restrictivas para los días de Navidad, en la línea que han llevando a cabo diversos países europeos.

La Generalitat de Catalunya ha anunciado esta misma mañana en una rueda de prensa a cargo del vicepresidente Pere Aragonés y la portavoz del gobierno autonómico, Meritxell Budó, una serie de “medidas quirúrgicas destinadas a evitar la aplicación de medidas extremas, como podía ser el confinamiento” y que inciden particularmente en la movilidad y la interacción social.

Las nuevas medidas, que entrarán en vigor el próximo lunes 21 de diciembre y se mantendrán hasta el 11 de enero, tiene un importante impacto en el sector de la hostelería y la restauración que verá limitado el horario de su actividad a dos únicas franjas horarias, la del servicio de desayuno y la del almuerzo. Meritxell Budó ha explicado que bares y restaurantes solo podrán abrir para atender al público en sus establecimientos de 7:30h a 9:30h para servir desayunos, y de 13:00h a 15:30h para los almuerzos. El servicio de cenas queda anulado y solo se permitirá ofrecerlo en las modalidades de take away (con recogida en el local de 19:00h a 22:00h) y delivery (con entrega a domicilio de 19:00h a 23:00h).

En relación con el resto de medidas que ya estaba aplicando la restauración catalana seguirán siendo de obligado cumplimiento. Esto es, terrazas abiertas con el 100% del aforo mientras que en el interior solo se permite un 30% de aforo; un máximo de cuatro personas por mesa, excepto en el caso de una burbuja de convivencia que se permitirá hasta un máximo de seis personas; distancia de 2m entre comensales de diferentes mesas y obligación del uso de la mascarilla cuando no se ingiere.

En el caso de los bares y restaurantes ubicados en centros comerciales, se decreta su cierre (y lo mismo ocurre con los gimnasios ubicados en estos emplazamientos) pues se considera que de esta manera se evita una actividad de alto riesgo, “ir al centro comercial a pasar el día o hacer vida social”.

Asimismo, se ha anunciado que se reforzará el plan de inspecciones a los locales abiertos al público para comprobar que se aplican adecuadamente las medidas aprobadas, y que llevan a cabo los Mossos d’Esquadra en colaboración con las policías locales.

El paquete de medidas anunciado por la Generalitat de Catalunya contempla también otros aspectos relacionados con la interacción social los días más señalados de estas fechas, así como con la movilidad. En este sentido, las reuniones familiares se recomienda que sean estrictamente del grupo de convivencia, aunque se permite un máximo de 10 personas siempre que no superen las dos burbujas de convivencia; y se establece confinamiento comarcal durante toda la semana, a excepción de las visitas a familiares o desplazamientos a segundas residencias o establecimientos hoteleros. Asimismo, Catalunya seguirá con el perímetro cerrado de la comunidad, excepto para esos desplazamientos destinados a la visita de familiares por Navidad, y el toque de queda nocturno.

¿Quieres leer la respuesta del sector? Te lo explicamos en esta noticia: La voz de la restauración se alza contra la nueva normativa catalana para esta Navidad.

Diferentes opciones según cada comunidad

La potestad de cambiar los planes de Navidad queda en manos de los gobiernos autonómicos, con lo que se dan diversos planteamientos según la zona. La Generalitat Valenciana anunció ayer el refuerzo de su cierre perimetral, y no permitirá los viajes para los reagrupamientos de familiares y allegados (con la excepción de las personas que regresen a su lugar de residencia habitual) hasta el 15 de enero. En cambio, no modifica las limitaciones para la hostelería y el comercio que seguirán abiertos con reducción de aforos.

El Gobierno de Madrid, por su parte, descarta endurecer las medidas ya previstas y seguirá con el cierre perimetral y las restricciones de movilidad en las zonas de salud con más contagios, pero mantendrá la restauración y el comercio abiertos.

 

 


Comentarios