fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

International Wineries for Climate Action da la bienvenida a 12 nuevos miembros

Redacción
Redacción 29/9/2021Comentarios

International Wineries for Climate Action (IWCA) ha aceptado como nuevos miembros candidatos a 12 bodegas de todo el mundo, que se han comprometido a abordar la gravedad de la crisis climática actuando inmediatamente para reducir sus emisiones de carbono. Con estos nuevos candidatos, los miembros de IWCA ascienden a un total de 22 bodegas, procedentes de 7 países repartidos en 5 continentes.

Desde su fundación en 2019, IWCA se ha centrado en consolidarse como asociación para servir de la mejor manera posible a sus miembros y ampliar su impacto. La entidad se registró como organización sin ánimo de lucro tipo 501(c)6, supervisada por un consejo de administración compuesto por 7 consejeros. En julio de este año, integró como secretaría a Meridian Institute, una consultoría sin ánimo de lucro, experta en procesos colaborativos con múltiples actores y en creación de instituciones, en ámbitos relacionados con la sostenibilidad del clima, de la agricultura y de la cadena de suministros. Esta consultoría proporciona apoyo en las operaciones diarias en materia de asesoramiento, comunicación y coordinación, y ayuda a ejecutar los objetivos estratégicos de la organización.                

“Cuando Katie Jackson de Jackson Family Wines y yo cofundamos IWCA como un grupo de trabajo en febrero de 2019, queríamos actuar e ir más allá de las palabras en lo que se refiere a la urgencia del cambio climático”, comenta Miguel A. Torres, presidente de Familia Torres. “Nuestro objetivo es agrupar a las bodegas más comprometidas con el medio ambiente, y deseamos que nuestra iniciativa sirva de estímulo para que otras bodegas aceleren o empiecen sus programas de reducción de las emisiones de carbono. Por este motivo nos complace ver que ahora, con estas 12 nuevas incorporaciones, ya somos más de 20 bodegas de todo el mundo. Estamos convencidos de que esto tendrá un efecto multiplicador, especialmente en combinación con el nombramiento del reconocido Meridian Institute como Secretaría.”                              

Los nuevos miembros candidatos son:                                                        

A to Z Wineworks (Oregón, EEUU): propiedad familiar desde su fundación en 2002. Las uvas proceden de viñedos asociados repartidos por todo el estado, que la bodega ensambla para crear vinos que ofrezcan la esencia de Oregón. Como sociedad certificada de tipo B, A to Z combina el comercio con la concienciación social y medioambiental. En 2020, redujo el uso de energía en su sala de catas, de 38 años de antigüedad, reconstruida y con nuevo aislamiento, sustituyendo todos sus sistemas CVAA para lograr una mayor eficiencia.                  

Cakebread Cellars (California, EE.UU.):  La historia de Cakebread empieza con un trozo de tierra, una familia apasionada por el vino y una comunidad de amigos que ayudaron a crear Cakebread Cellars en 1973. Su compromiso con la sostenibilidad afecta a todas las áreas de la organización, desde los viñedos hasta la bodega. La bodega usa paquetes de electricidad procedentes de energía renovable, captura el calor excedente generado en las microturbinas, y ha instalado estaciones de carga para vehículos eléctricos. No son solamente las grandes iniciativas o inversiones las que definen a Cakebread Cellars, sino sus detalles en el día a día que han creado una cultura de la conservación.

Château Troplong Mondot (Burdeos, Francia): asentada en la cima de una colina, rodeada por 43 hectáreas de viñas, se encuentra la finca de Saint-Emilion. Troplong Mondot es una granja dinámica, una finca vinícola, un terroir biodiverso que se ha convertido en un ecosistema natural y un retiro rural con experiencias personalizadas. Vivir en armonía con la tierra y reducir su impacto en el medio ambiente configuran el alma de esta finca.

Constellation Brands (Fine Wine Portfolio, California, EEUU): Constellation Brands Fine Wine (EEUU) se compone de cuatro bodegas clave que producen varias marcas icónicas y conocidas, como Robert Mondavi, The Prisoner, To Kalon Wine Company & Schrader, por nombrar solo algunas. Cada una de sus marcas y entidades operativas asume la responsabilidad total en cuatro áreas principales, que incluyen 1) proteger el medio ambiente local y la comunidad mediante la promoción de la prevención de la contaminación, la minimización de residuos y el uso eficiente del agua y la energía; 2) actuar como un administrador responsable del agua al promover los esfuerzos de conservación en asociación con la industria y los socios comunitarios; 3) disminuir su dependencia de fuentes de energía no renovables para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, y 4) prevenir y reducir los impactos ambientales de la generación, transporte y gestión de residuos.

Crimson Wine Group (California, EEUU): desde su fundación en 1991, Crimson Wine Group presenta un porfolio de vinos elaborados a partir de viñedos de distintas localizaciones de California (Pine Ridge Vineyards, Seghesio Family Vineyards, Chamisal Vineyards, Malene), Oregon (Archery Summit) y Washington (Seven Hills Winery y Double Canyon). CWG ha hecho de la sostenibilidad uno de sus valores principales desde el convencimiento de qué es lo que debe hacerse y que estos esfuerzos proporcionarán vinos de mayor calidad y la conservación de los viñedos de la finca para las futuras generaciones. Su Green Team (Equipo Verde) multidisciplinario se reúne a menudo para monitorizar y mejorar sus actividades e implementar los últimos avances en prácticas sostenibles. Sabiendo que el peso del vidrio es el primer contribuyente de gases de efecto invernadero en la industria del vino, CWG redujo el peso de más del 90% del vidrio en los últimos dos años, evitando la emisión de 300 toneladas de carbono al año. Además, es miembro del Protocolo de Porto, que está comprometido en trabajar para minimizar los impactos del cambio climático.

Gloria Ferrer (California, EEUU): Gloria Ferrer ha producido vinos espumosos de clase mundial en Sonoma desde 1986. Enraizada profundamente en la historia y la herencia de Carneros, el portafolio de Gloria Ferrer muestra vinos dominantes de pinot noir que se han convertido en sinónimo de la bodega. En la actualidad, Gloria Ferrer continúa su compromiso con la comunidad y el medio ambiente a través de un modelo regenerativo y sus prácticas sostenibles.                 

Herència Altés (Cataluña): esta bodega familiar de Terra Alta se dedica a la viticultura orgánica y a la elaboración de vinos frescos y elegantes. La bodega trabaja con variedades nativas, de las que la garnacha, en todas sus formas, ocupa un lugar preferente. Elaboran vinos de la forma más natural y respetuosa posible, procurando siempre mantener la honestidad y la elegancia varietal. Los esfuerzos por descarbonizar incluyen generar un 80% de su energía a través de placas solares y plantar miles de árboles dentro y alrededor de los viñedos. Un gran proyecto para recuperar la vida silvestre les ha ayudado a promover la biodiversidad y la salud del suelo en la finca.                       

Hunt Country Vineyards (New York, EEUU): viticultores durante siete generaciones y elaborando vinos artesanales desde 1981, los Hunts son una de las familias fundadoras de la región vitivinícola de los Finger Lakes en el estado de Nueva York. Continúa siendo una bodega familiar centrada en la gestión de sus viñedos y de su negocio como parte de un sistema completo y próspero. Producen la mayor parte de la electricidad con 384 placas solares, calientan y enfrían con un sistema geotérmico ganador de un premio, proporcionan estaciones de carga VE a sus clientes, y se centran en el secuestro de carbono del suelo y en las prácticas sostenibles en los viñedos. Además, han certificado como orgánico parte de la finca y de los viñedos. Hunt Country Vineyards obtuvo el Premio a la Sostenibilidad 2020 de la NY Wine & Grape Foundation.                   

Medlock Ames (California, EEUU): Medlock Ames es una finca vitivinícola con viñedos orgánicos que se extiende entre el Alexander Valley y el Russian River Valley, ambos del condado de Sonoma, y que se compromete a cultivar en armonía con la naturaleza para producir vinos que representan el terroir diferenciado de Bell Mountain Vineyard. Mantiene la inmensa parte de su territorio en su estado original para proteger los diez ecosistemas definidos que allí se desarrollan perfectamente. También se centra en utilizar técnicas agrícolas regenerativas para extraer el carbono de la atmósfera e introducirlo en el suelo donde proporciona innumerables beneficios.

Ridge Vineyards (California, EEUU): Hace casi 60 años, en 1962, Ridge elaboró su primer Monte Bello, y dos años más tarde su primer Zinfandel. Desde entonces, Ridge ha defendido la elaboración de vinos de una misma finca, buscando por toda California aquellos viñedos únicos en donde el clima, el suelo y la variedad combinan perfectamente. Ridge Vineyards es el mayor productor de uva orgánica con certificación en el condado de Sonoma y en la denominación de origen de Santa Cruz Mountains con 379 acres en total de uva orgánica con certificación. Todos los viñedos de Ridge en el condado de Sonoma y de Santa Cruz Mountains tienen el sello sostenible de Fish Friendly Farming. Sus placas fotovoltaicas proporcionan el 75% de las necesidades eléctricas anuales de la bodega de Lytton Springs.

Sula Vineyards (Nashik, India): Fundada en 1999, en los últimos 20 añosSula ha crecido y se ha consolidado como pionera, innovadora y líder en el sector vitivinícola hindú. Para Sula, la sostenibilidad es el principio rector vital y comercial para la empresa. Se esfuerzan en ser responsables de su tierra, no solo porque es lo correcto sino también porque es la mejor manera de hacer vinos auténticos y distintivos. Sula genera casi un 70% de la energía que necesita desde una planta solar in-situ y ha impulsado la sostenibilidad en el envase mediante el cambio a botellas de vidrio más ligeras y en la localización de las cadenas de suministro.

Yalumba Family Winemakers (Australia meridional): Yalumba Family Winemakers es una bodega pionera en el sector vitivinícola que ya va por la sexta generación. Fundada en 1849 por Samuel Smith, de la primera generación, la empresa se ha convertido en un productor y distribuidor de vino a nivel mundial, con un rico y diverso portfolio de marcas líderes, entre las que destacan Yalumba, Jansz Tasmania, Oxford Landing, Pewsey Vale Vineyards y Dalrymple Vineyards. La familia Hill-Smith ha fundado 5 bodegas en Australia meridional, Tasmania y Nueva Zelanda, con vivero de viñas y tonelería propios, y viñedos en Barossa Valley, Eden Valley, Coonawarra, Riverland, Limestone Coast, Tasmania y Nueva Zelanda. Yalumba Family Winemakers ha apostado por la sostenibilidad desde sus inicios, y generación tras generación se ha esforzado por enriquecer a su entorno, a sus trabajadores y a su comunidad.                                                            

IWCA es un grupo de trabajo colaborativo que trata el cambio climático mediante estrategias innovadoras de reducción de carbono. El objetivo es que todos sus miembros se comprometan en alcanzar el Net Zero (cero emisiones de carbono) en el año 2050 en los alcances 1-3, garantizando la reducción constante para lograr los objetivos intermedios en el 2030. Al unirse a la campaña Race to Zero de las Naciones Unidas, IWCA se ha convertido en una organización facilitadora y paladina dentro del sector vitivinícola y agrícola que impulsa y apoya las soluciones inmediatas que ayuden a los bodegueros y viticultores a tener un impacto positivo en el clima. IWCA publicará un informe anual en octubre de 2021, en el que mostrará el progreso del estado de las emisiones de gases de efecto invernadero y los objetivos de sus bodegas miembros, tal como exige Race to Zero.

IWCA está abierta a cualquier empresa vitivinícola que considere el cambio climático como una grave amenaza. La organización tiene dos categorías de socios (Oro y Plata) con requisitos como convertirse en Net Zero en 2050 como tarde, realizar una auditoría anual de gases de efecto invernadero en los alcances 1- 3, utilizar energía renovable para la elaboración del vino, y demostrar que realicen una reducción constante de las emisiones de CO2 a partir del año de referencia, siguiendo las directrices para lograr el objetivo de Net Zero.


Comentarios

    ¡Suscríbete a la Newsletter!

       


    SNACKS

    Redacción | 19/10/2021

    Tomás Abellán inaugura proyecto con Savia, un local donde la propuesta g...

    Redacción | 19/10/2021

    La XVIII edición nacional y X internacional de los Premios Zarcillo se c...

    Redacción | 19/10/2021

    La Asociación Empresarial de Hostelería de Aranda de Duero y la Ribera, ...



    BIBLIOCANIBAL


    Cócteles del mundo

    Los amantes de los combinados, ahora que la ausencia de las restricciones nos permiten la libre circulación y aforo, ...

    RECETA EXPRESS

    CETT-UB | 18/10/2021

    Un clásico entre los clásicos,  ¿hay algo más de fin de semana que un ar...

    CETT-UB | 11/10/2021

    Esta semana el CETT nos invita a probar un mar y montaña en el que el ce...

    CETT-UB | 04/10/2021

    Ya queda menos para empezar a guisar, preparar platos de cuchara y decir...

    CETT-UB | 30/08/2021

    Esta semana el CETT propone refrescar el verano con un postre a base de ...