fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

La Bomba deja de ser bistró para embarcarse en la comida a domicilio premium

Pilar Salas
Pilar Salas 7/6/2019Comentarios

Bien conocido y apreciado por madrileños y visitantes de buen comer, La Bomba Bistrot cierra tras casi una década ofreciendo magníficos arroces y magníficos productos a los que Christophe Pais aplicaba su vasto conocimiento culinario y, en ocasiones, ciertos aires galos.

Pais y su compañera de batallas, Cristina Querol, llevaban dos años trabajando en Madrid es la Bomba, un proyecto de comida a domicilio ‘premium’ y con un importante componente tecnológico en el que han decidido dedicarse en exclusividad.

La noticia del cierre era recibida con lamentos en las redes sociales. Christophe Pais comenzó a ganarse comensales en un diminuto local frente al mercado de Chueca, La Bomba Rice Bar, donde recibían alabanzas su ensaladilla rusa, sus arroces y su pavlova, y creció como cocinero y como emprendedor en La Bomba Bistrot, con una hermosa terraza y un local mucho más espacioso.

Allí desplegó un amplísimo conocimiento del producto y de la técnica adquiridos como comensal y ávido lector en su etapa profesional en el mundo financiero. Siempre en busca del mejor producto -muchas veces de pequeños productores, otras comprados tras madrugones en Mercamadrid- el bloody mary con tomate recién exprimido con el que daban la bienvenida era toda una declaración de intenciones. Después llegaban a la mesa la butifarra de los hermanos Rovira, las ostras gillardeu, tartares varios siempre magníficamente aliñados, su famoso pulet rôti (el pollo casi perfecto, anunciaba en carta), los chuletones Asterix u Obelix acompañados de unas patatas fritas a la perfección y cañas de tuétano, el pichón de Mont Royal, los fresquísimos salmonetes, los arroces sabrosos y al punto, la pavlova y el babá au rhum. Todo ello acompañado de una bien escogida carta de vinos, destacable en champañas. Y uno se iba feliz, probablemente después de haber charlado con la pareja. Satisfecho y feliz.

Pues bien, el portazo a La Bomba Bistrot es a su vez la bienvenida a un “innovador proyecto FoodTech” con Unlimiteck como socio tecnológico, asegura Pais. Define el cocinero Madrid es la Bomba como “un ambicioso proyecto de entrega a domicilio de comida premium que sorprenderá y hará las delicias de los amantes de la comida buena y sana”. Serán protagonistas los arroces, que compartirán carta con platos elaborados con verduras y frutas ecológicas. “Una alternativa única y diferente al resto de servicios de comida a domicilio”.

En esta ocasión, la pareja ha trabajado con ingenieros y científicos para aplicar tecnología a la alimentación en los procesos de elaboración, la plataforma de software propia y la logística de última milla. Recuerda el cocinero que “el sector FoodTech ha crecido de forma exponencial en Europa, un 43 % en el ultimo año, y solo en el último lustro las cinco principales startups europeas de entrega a domicilio han captado casi la mitad de los fondos invertidos en Europa en este campo, 3.100 millones de euros en total”.

Aún no se ha desvelado la fecha de puesta en marcha y habrá que esperar si la tecnología permite que volvamos a disfrutar de su cocina, no ya en un ambiente de bistró parisino sino en nuestras casas, en las mismas condiciones.


Comentarios