fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Rosa Esteva estrena proyecto, Atmósferas Mordisco, en La Roca Village

Redacción
Redacción 4/7/2019Comentarios

Rosa Esteva estrena proyecto: la esencia del primer Mordisco llega a La Roca Village con Atmósferas Mordisco, un restaurante con una inversión de 1,2 millones de euros que abre sus puertas tras un año de intenso trabajo.

“La puesta en marcha del Mordisco en 1987 también fue un desafío. En ello puse toda mi alma, creé algo nuevo y fuera de lo convencional, y aún hoy tengo una relación especial con este restaurante, que ha sido mi vida. Siempre Mordisco.”, explica Rosa Esteva, propietaria e ideóloga de Atmósferas Mordisco, en La Roca Village.

De este modo, el concepto que originó hace ya 32 años su grupo de restauración cuenta ahora con dos locales: el nuevo restaurante en La Roca Village, destinado a elevar la oferta gastronómica del destino de compras al siguiente nivel, y el popular establecimiento ubicado en el Pasaje de la Concepción, junto al Paseo de Gracia. “No descarto nuevas aperturas bajo la marca Mordisco en el futuro.”

La Roca Village da un paso estratégico con esta operación al incorporar a su oferta en restauración un local asociado a un estilo de vida marcadamente barcelonés. y con una propuesta gastronómica con personalidad propia.

Con capacidad para 180 comensales, Atmósferas Mordisco ocupa dos locales contiguos ubicados en el área de La Plaza, junto a la entrada principal de La Roca Village. “Es uno de los restaurantes más bonitos que conozco. Te sientas a comer bajo un cañizo, rodeado de plantas, enredaderas y flores, y te sientes como si estuvieras en un pueblo donde cada esquina tiene un encanto especial. Al entrar, todo en él te recuerda al primer Mordisco: la barra, el gran cuadro delante de la mesa, la carta con los clásicos de siempre, el pequeño colmado con una selección de productos, el ambiente familiar y un servicio fantástico. Igual que el del centro de Barcelona, este nuevo Mordisco es un restaurante-jardín con cocina abierta a todas horas. Un sitio donde te apetece entrar en cualquier momento, solo o acompañado, porque te encuentras a gusto, como en tu casa”, relata Esteva.

Ha sido ella quien se ha ocupado personalmente de la decoración, cuidando con mimo desde la elección —y en ocasiones encargándose incluso del diseño— de las piezas presentes en los interiores y exteriores, desde los ornamentos vegetales hasta los uniformes y la vajilla. “Yo misma he hecho unos platos muy divertidos inspirándome en la idea del mordisco”, asegura.

Los visitantes de Atmósferas Mordisco reconocerán elementos del recientemente desaparecido Hotel Omm, el proyecto hotelero de Esteva en la calle Rosselló. “Hay rincones que, aún siendo Mordisco, conservan el alma del Omm, como la gran barra negra de siete metros. El Omm no podía morir con su cierre, por eso he querido traer aquí un pedazo de lo que significó.”


Comentarios