fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Actualidad

Un incendio obliga a cerrar temporalmente Montia

Félix Rivadulla
Félix Rivadulla 9/5/2021Comentarios

Montia, el restaurante de cocina rural y pegada a la tierra que Daniel Ochoa y Luis Moreno tienen en San Lorenzo del Escorial y que desde 2015 luce una estrella Michelin, sufrió un incendio el pasado viernes por la noche que ha obligado a sus propietarios a cerrar temporalmente y a tener que dar un giro en sus proyectos de futuro.

Estaban a punto de trasladarse y de ampliar sus negocios, pero no tenían todavía terminada la obra en el nuevo local. Justo un día antes de que se pusiera fin al estado de alarma y la movilidad entre comunidades estuviera permitida, el fuego enterró la expectativa de Montia de poder recibir al fin clientes de otras comunidades, tras muchos meses en los que solo los madrileños han podido disfrutar de la cocina que Luis y Daniel elaboran con productos de los que se abastecen en mercados locales y de pequeños proveedores de la sierra madrileña de Guadarrama. “Estábamos a tope hasta agosto”, se lamenta Daniel Ochoa, quien junto a Luis Moreno fueron elegidos de forma conjunta en enero de 2014 Cocineros Revelación de Madrid Fusión. El origen del siniestro, según los primeros indicios de la investigación, parece estar en un problema eléctrico en la cocina.

“Nos fuimos a casa y a la hora nos llamaron de la central de alarmas porque había un incendio”, comenta Ochoa, recuperado ya del tremendo susto y de la frustración por el golpe que supone en este momento tener que frenar en seco sus planes. “Ese local es la historia de Montia, y aunque estábamos a punto de cambiarnos a un nuevo espacio no teníamos todavía acabada la obra en el nuevo local”, añade Ochoa, quien resume la situación con una frase realista y contundente: “Ahora tenemos dos locales, uno que es un saco de escombros y otro un saco de cenizas”.

La idea original que había dibujado el equipo de Montia era trasladar en breve el restaurante con estrella Michelin al local del mítico Café Babel Music Hall de El Escorial, un lugar único para disfrutar de la mejor música en vivo en plena Sierra de Madrid. Lo que es el actual Montia, “lo íbamos a dejar como un segundo restaurante, con otro formato, haciendo solo una pequeña reforma. Pero al final el destino parece que nos dice que tendremos que hacer una reforma total”. A mal tiempo, Daniel sonríe.

El plazo que manejaban para poner en marcha de forma paralela los dos locales era de dos o tres meses, para el verano. El actual Montia iba a seguir su camino como hasta ahora y en el momento de cambiar de ubicación estarían preparados para poder abrir las dos opciones simultáneamente. El incendio ha provocado que en 24 horas hayan tenido que reorientar radicalmente sus objetivos y trazar un nueva hoja de ruta. El sábado por la mañana “todo eran caras largas y lloros”. Pero tras rehacer los planes de futuro son optimistas.

Daniel Ochoa lo explica así: “Ahora vamos a darle prioridad a la reforma de este local, el que ha ardido. Creo que en mes y medio podemos tenerlo. No hay que hacer una reforma estructural, pero claro, no solo se ha incendiado la cocina. Da pena verlo, porque se ha quemado mucho material, mesas, sillas…”

De esta forma, “la idea es abrir en cuanto podamos y empezar a rodar este proyecto, que todavía no sabemos cómo se va a llamar, con todo el equipo. Y el traslado al nuevo Montia del Café Babel se retrasará”. Avalados en una trayectoria que les ha generado una legión de clientes son optimistas: “Estamos seguros de que el concepto Montia va a seguir funcionando y si abrimos en septiembre u octubre se va a llenar igual. La gente nos ha apoyado mucho. Hemos llegado a tener en lista de espera más de 100 personas”. Además, en este nuevo Montia podrán acoger más reservas, ya que de las 16 que pueden garantizar en la actualidad esperan doblar y pasar a más de 30.

Pese al desgraciado incidente del pasado viernes, Daniel Ochoa cree que hay motivos para mirar al futuro con ilusión: “Hay que tirar para adelante. Lo malo es que ahora tenemos dos agujeros con escombros, pero lo bueno es que está todo por hacer”.

Ayer domingo, desde la cuenta de Twitter del restaurante, Luis y Daniel agradecían las decenas de muestras de apoyo que han recibido con este mensaje: “Millones de gracias a todos. El fuego es uno del los elementos que siempre ha estado muy presente en Montia. Así, que lo aceptamos, y nos unimos a él para resurgir con más fuerza que nunca”.


Comentarios