fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Destinos

Alta gastronomía en la nieve de Grandvalira

David Salvador
David Salvador 21/1/2020Comentarios

El Snow Club Gourmet de Grandvalira vuelve una temporada más a elevar su compromiso con la alta cocina. Posicionando a la estación andorrana como el resort de esquí gastronómico, el club que nació en 2016 en los sectores Soldeu El Tarter da esta temporada un paso más y planifica hasta seis jornadas que volverán a maridar esquí y gastronomía. Los chefs de Disfrutar** (Barcelona), Les Cols** (Olot) o Miramar** (Llançà), entre otros, conformaran un conjunto de sesiones culinarias sin precedente en estaciones de esquí de la península.

El restaurant Wine & Meat Bar by Jean Leon, a 2.250m de altitud, acogió la primera jornada de la temporada del Snow Club Gourmet

El restaurant Wine & Meat Bar by Jean Leon, a 2.250m de altitud, acogió la primera jornada de la temporada del Snow Club Gourmet

“Queremos acercar las mejores marcas y los mejores cocineros a pie de pistas, para romper el tópico de que en la nieve se come mal”, explica el director de restauración de Grandvalira ENSISA e ideólogo del Snow Club Gourmet, Àlex Orúe. Con ese objetivo nació el proyecto en 2016, consiguiéndolo año a año sigue. Además de los 150 socios del Club, quienes primero se pueden beneficiar de las actividades, la influencia de Orúe ha llegado a los 30 puntos de venta de Soldeu El Tarter, que ofrecen de una u otra forma el producto de las marcas que colaboran en el Club (y a las que este año se han sumado Giraldo, Cal Tomàs, Galo Celto, Rational, Josper o Riedel, marcas ésta tres últimas “no de producto pero que aportan calidad”).

Del trabajo general se benefician los esquiadores que cada día llenan el dominio esquiable más grande del sur de Europa, del específico de cada jornada del Club, principalmente los socios. “Cada actividad se presenta primero a los miembros del Club, claro, aunque si hay plazas después se abre a todos los esquiadores de la estación”. Así se hizo el pasado sábado, con la primera actividad de la temporada desarrollada por el chef David Rustarazo “Rusti”, del Nairod barcelonés.

David Rustarazo “Rusti” (Nairod, Barcelona), en Grandvalira

David Rustarazo “Rusti” (Nairod, Barcelona), en Grandvalira

Los gourmets andorranos disfrutaron de la velada como lo harán de las cinco que tienen por delante. El 1 de febrero, de la mano del conocido como mejor huevo del mundo (Galo Celta), los afortunados harán una primera nieve (abriendo pistes) para almorzar y cenar con aires gallegos y la participación del ex Alborada y Arallo, Iván Domínguez, ahora en el restaurante Nado (La Coruña).

Cogerá el relevo el 15 de febrero Fina Puigdevall (Les Cols**, Olot), con una propuesta que homenajeará el liderazgo femenino y el espíritu emprendedor de Madame Clicquot, ya que maridará el ágape con Veuve Cliquot, también marca presente en la estación. El 7 de marzo será el turno de Disfrutar** (Barcelona). De la mano de Caviaroli, los catalanes sorprenderán con una comida creativa sobre la nieve, como también lo hará el 21 de marzo Oriol Casals, chef del restaurant Teòric de Barcelona acompañando a Cal Tomàs. El 4 de abril, el Snow Club Gourmet finalizará la temporada de nuevo con un gran arroz (Acquerello), firmado en este caso por Paco Pérez y el equipo de Miramar** (Llançà).

Todas las sesiones tendrán lugar tanto en horario diurno como nocturno en los restaurantes más emblemáticos de la estación, todos situados por encima de los 2.000 metros de altitud.

Nairod, primera cita en un nuevo restaurante

La primera cita del calendario del Snow Club Gourmet tuvo lugar el pasado fin de semana en el sector Soldeu de Grandvalira, con la asistencia de 50 comensales. La lideró el chef David Rustarazo “Rusti” (Nairod, Barcelona), quien cocinó un menú “fresco y atrevido” con ingredientes de Colmado Singular en el recién estrenado Wine & Meat Bar by Jean Leon, a 2.250 metros de altitud.

“Rusti” capitanea un establecimiento que abrió sus puertas hace menos de un año y que ya se encuentra entre las propuestas culinarias imprescindibles de la ciudad condal según la crítica gastronómica. Discípulo de los reconocidos restaurantes Coure y Gresca también de la ciudad condal, Rustarazo sorprendió con, entre otros, tempura de alga nori, crème fraiche, caviar y salmón; puerros confitados, crema de almendra y botarga; “rillettes” de bonito escabechado, o arroz Acquerello con leche. “La materia prima es esencial. Puedes tener el mejor cocinero del mundo pero, si parte de unos ingredientes mediocres, seguramente el resultado será poco favorable”, comentaba Francesc Collell, propietario de este “colmado del s.XXI”.

 

 

Los miembros del club viajan al Piamonte

Por primera vez, en noviembre el Snow Club Gourmet salió del entorno de la estación de esquí de Grandvalira y se trasladó al Piamonte, Italia, para que unos 20 miembros conocieran Alba, la capital mundial de la trufa, y visitaran la producción de la casa Tartuflanghe. Paolo Montanaro, propietario de la firma, ejerció de embajador de esta edición especial del club gourmet, que tenía el objetivo de dar a conocer de primera mano el origen del producto. Además, ahondando en el placer gastronómico, la comitiva realizó una de las cenas del viaje en el restaurante La Madernassa*, donde oficia Michelangelo Mammoliti, mejor joven chef de Italia.

De hecho, tal y como ha matizado Orúe, “la voluntad de la organización es seguir aproximando los clientes a que conozcan en su punto de partida de las marcas, los productores y todo el proceso auténtico de creación de los productos que forman parte del Snow Club Gourmet”. Es la filosofía de un club cuyos efectos llegan ya a toda la estación, un club que ha conseguido romper la triste analogía de la nieve y el yantar, un club que ha situado a Grandvalira como la estación gastronómica de los Pirineos.

Video de la jornada inaugural:

 


Comentarios