fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Opinión

Mas Salagros, entorno natural ecológico a tan solo 20 minutos de Barcelona

Mónica Ramírez
Mónica Ramírez 19/3/2019Comentarios

¿Piensas que para desconectar de la ciudad son necesarias varias horas en coche? No te equivoques, a tan solo 26 km de distancia de Barcelona se encuentra Mas Salagros (Vallromanes, Barcelona). Se trata del único ecoresort con cinco estrellas de la península 100% ecológico donde rodearse de naturaleza es tan solo la excusa para disfrutar de todas sus actividades. Las hay gastronómicas (restaurante de alta cocina, wine bar de tapas y bar de cócteles), deportivas (yoga, senderismo, paseos a caballo, rutas en bici e incluso golf), de bienestar (balneario con circuito de aguas y masajes bajo el sello Aire Ancients Baths) y hasta infantiles. Ya lo dicen ellos “filosofía slow en una reserva natural”. Y no es todo.

Mas Salagros cambió toda la estrategia sobre la que construía su filosofía hace un par de años. Desde entonces, en este hotel de cinco estrellas se respira, se vive, se come e invierte en naturaleza y producto ecológico. “Apostamos por la sostenibilidad con una arquitectura concebida para lograr la máxima eficiencia y ahorro energético, el bioclimatismo, la biomasa, la iluminación de bajo consumo y una decoración actual elaborada con materiales primarios y  objetos recuperados y textiles 100% ecológicos”, especifica el hotel. Un camino nada fácil que implica una mayor inversión, un mayor esfuerzo por encontrar los proveedores adecuados y de calidad y la dificultad de ser pioneros en una iniciativa que marcará el futuro. De hecho, en otros países europeos, sobre todo los nórdicos,  esta oferta ya es habitual.

Habitaciones del hotel

Habitaciones del hotel

Comer sano rodeados de naturaleza

En esta cruzada por lo ecológico juega un papel importante la gastronomía. En Mas Salagros es Beniamino Campolo, ex chef ejecutivo del Hotel Arts, quien dirige con habilidad y sobrada técnica la propuesta tanto del restaurante 1497, de alta cocina, como la del Cibus, más informal; el Wine Bar a base de tapeo; el bar Stella, de copas, o incluso el room service del hotel.

Lo que está claro es que basar toda la oferta en lo ecológico supone todo un reto “No es nada fácil ni encontrar proveedores con productos ecológicos de calidad ni practicar una cocina que prescinda totalmente de químicos. Aquí las esferificaciones o ciertas elaboraciones no se practican, apostamos por lo natural y eso es lo más interesante”, afirma Campolo. Lo que puede resultar una desventaja a la hora de ofrecer un menú competitivo -recordemos que lo ecológico tiene también un precio superior- al final es un valor añadido. “Creemos que este deber ser el camino”, apunta el chef. Tan convencido está de ello, que no solo dejó el Hotel Arts para apostar por este proyecto sino también la ciudad. “Nos hemos trasladado a Vallromanes porque queremos que nuestra hija crezca en este entorno natural”. Implicación máxima.

Restaurante 1497. Foto: Mas Salagros

Restaurante 1497. Foto: Mas Salagros

La alta cocina en 1497: Reto superado con nota

Si existe un espacio en el que Beniamino Campolo y su equipo lucen su destreza culinaria es en el restaurante 1497 donde su habilidad y técnica convencen en el plato y en el trato. Quienes hayan visitado este espacio hace más de año y medio no reconocerán ni la cocina ni su aspecto ya que se ha remodelado.

Tartar de atún

Tartar de atún

 

En cuanto a la decoración, se ha añadido una moderna chimenea que da calidez a la sala, madera y una bodega a la vista que muestra referencias de vinos naturales y ecológicos. Los ventanales al exterior, para poder comer con vistas a la montaña, siguen estando presentes aunque en un futuro inmediato, aumentarán su tamaño.

Con respecto a la cocina, se construye sobre el concepto que ya hemos mencionado, y se concreta en dos menús degustación (uno corto, con siete pases más petit four, de 62 euros y otro largo de 82 euros, nueve pases más petit four) además de la carta (precio medio 50-60 euros).  Y un consejo: no olviden dejar hueco para el postre. A la pastelería se le dedica el mismo mimo que a lo salado y esto se nota. No pueden perderse el cheesecake, el lemon pie, la torrija o la nube exótica con coco, fruta de la pasión y chocolate blanco.

Vieiras a la plancha con alcachofas, cebolla tierna y jugo de pollo a la brasa

Vieiras a la plancha con alcachofas, cebolla tierna y jugo de pollo a la brasa

A modo de curiosidad, dado que en el restaurante 1497 se busca crear un concepto en el que el cliente pueda relajarse, comer con calma y gozar de la alta cocina, se ha decidido acotar la edad de entrada. Solo tienen acceso niños a partir de los ocho años. Eso sí, los sábados se habilita la sala de cine para que los más pequeños puedan ver una película, jugar y tomar su cena a sus anchas bajo la supervisión de un monitor mientras sus padres se toman un respiro gastronómico y disfrutan del tú a tú. No obstante, quien desee pedir el menú degustación sea cual sea la edad de sus hijos, no hay problema ya que pueden hacerlo en el restaurante anexo, el Cibus. Al final, se trata de dar opciones para que todos encuentren un rincón donde desconectar a su manera.

Rodaballo a la plancha con lentejas cremosas, espárragos y vinagreta de piñones tostados

Rodaballo a la plancha con lentejas cremosas, espárragos y vinagreta de piñones tostados

A destacar que en la confección de platos participan productos del propio huerto y de proveedores de la zona. Y un detalle más, el restaurante toma el nombre de la fecha del documento más antiguo encontrado sobre la masía. Historia, cultura y naturaleza.

Cierra domingo tarde y lunes

 

Propuesta informal

Si el día ha estado repleto de actividades ya sea en el entorno -senderismo, rutas a caballo, paseos en bici, golf- o en el hotel –además del balneario, se organizan varias para los más pequeños-, en ocasiones lo que más apetece es comer algo informal para regresar a la habitación y descansar. Esto es posible en dos espacios: Cibus -donde podrán encontrar desde ensaladas hasta hamburguesas con patatas, pescados, pasta o verduras- y el Wine Bar, con oferta de tapas.

Y para los que prefieran alargar el día y disfrutar de la sobremesa, existe el Bar Stella un precioso rincón con sillones donde reposar la comida copa/café en mano.

A destacar que en Cibus se puede comer a cualquier hora del día.

Cheesecake

Cheesecake

Mas Salagros, el hotel

Este cinco estrellas ubicado en la Serralada Litoral, a 26 km de Barcelona, tiene unas 60 habitaciones. La oferta de su entorno natural se completa con actividades como yoga, cata de vinos, visitas al huerto y talleres de cocina para adultos y niños, cine club infantil, pintura o circuito de aguas y masajes en el balneario Aire Ancient Bath, entre otros.

Cuatro o cinco veces al año organizan el Slow Market donde reúnen a agricultores y ganaderos de la zona para dar a conocer sus productos. Ese día es una fiesta ya que se organizan actividades y se puede picar algo en cualquiera de las food trucks que se instalan en el entorno. Además, para asistir no hace falta estar alojado en el hotel.

En cuanto al balneario, pueden disfrutarlo tanto huéspedes como ajenos al hotel. Existen piscinas de agua caliente y fría, bañeras de sal, hammam, un jacuzzi con salida al exterior (desde donde admirar el paisaje mientras uno se resguarda de la temperatura exterior gracias a la caliente temperatura del agua) y áreas de descanso donde tomar un té. En sus instalaciones encontrarán prácticamente de todo: toalla, albornoz, zapatillas, secador, planchas para el pelo, jabones, espumas de pelo y peines. Tan solo hay que traer bañador y ganas de relajarse.

Parte de las instalaciones del balneario. Foto: Mas Salagros/Aire Ancient Bath

Parte de las instalaciones del balneario. Foto: Mas Salagros/Aire Ancient Bath

Dadas las opciones de este complejo, además de familias, también es el lugar ideal para reuniones de empresa o team buildings.

El desayuno del hotel es muy variado y completo, todo ecológico, por supuesto. Hallarán zumos naturales, fruta, embutidos, quesos, cereales, bollería, panes, cafés, infusiones… lo ideal para empezar el día con energía y fuerza.

Y un detalle más, los productos del mueble bar de las habitaciones son gratuitos. Los amenities son de la marca L’Occitane.

El hotel está abierto los 365 días al año.

Vista trasera de Mas Salagros. Terraza de Cibu. Foto: Mas Salagros

Vista trasera de Mas Salagros. Terraza de Cibu. Foto: Mas Salagros

Mas Salagros Food & Wine Experience

Se trata de unas jornadas gastronómicas que empezaron en octubre del año pasado en las que la cocina mediterránea basada en productos ecológicos que firma su chef  Beniamino Campolo se fusiona con la de cinco guest chefs, creando menús a cuatro manos de alta cocina.

Esta experiencia, de carácter bimensual, puede adquirirse a través de TimeOut, a precio cerrado de 49€ (bebidas incluidas) con la posibilidad de ampliar el disfrute comprando un paquete que incluye habitación doble superior y desayuno, desde 138€ (en función de temporada).


Comentarios