fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Los cavas AA Mirgin de Alta Alella solo se elaborarán como Gran Reserva

Mónica Ramírez
Mónica Ramírez 19/9/2019Comentarios

Alta Alella reivindica su compromiso con la calidad y anuncia que sus cavas AA Mirgin se elaborarán como 100% Gran Reserva a partir de este otoño. Estos vinos se inscriben dentro de la categoría Cava de Paraje Calificado Vallcirera.

La bodega Alta Alella, perteneciente a la denominación de la que toma el nombre –una de las primeras que hubo en España junto con Rioja y Jerez- pone en marcha una iniciativa por la que su gama de vinos AA Mirgin serán elaborados bajo el marchamo Gran Reserva. Se lanzarán al mercado con  una crianza de entre 32 y 42 meses de botella. “Es la demostración más palpable de que son cavas con una gran capacidad de envejecimiento”, apunta Josep Maria Pujol-Busquets, “el amargor de la xarel·lo, la salinidad del mar y el suelo de sauló en el que la acidez está muy presente, nos lo permite”, añade. Estos cavas, en los que no se añade licor de expedición, -para Josep Maria la palabra licor ligada a un producto com el vino “no cuadra”- forman parte de la categoría Paraje Calificado Vallcirera, una parcela que se sitúa en el Parque Natural de Serralada Marina.

El bodeguero que afirma que “es muy fácil trabajar el cava sin sulfitos” tiene como objetivo elaborar vinos alejados de la estandarización, limpios, que sean fieles a su origen. “El futuro del vino está en la naturalidad. Debe reflejar el territorio, la añada… y no estar maquillado”, explica Pujol-Busquets.

El coste de esta iniciativa ha sido de tres millones de euros que han invertido tanto en la adquisición de 30 hectáreas ecológicas como en infraestructuras que permitirán aumentar el stock y alargar la crianza de estos cavas.

La incorporación de su hija Mireia al negocio ha supuesto para la bodega aire fresco ya no solo por el aumento de la exportación (han pasado de un 5% al 50% de este año) sino también por los nuevos proyectos. Actualmente, padre e hija están trabajando en la adaptación de variedades al cambio climático junto con Albet i Noya y Celler Pinyol. También están llevando a cabo la recuperación de viñas de más de 60 años y cultivando variedades tradicionales como la mataró. En cuanto a proyectos futuros, apuntan a una mayor apuesta por la D.O. Alella.


Comentarios