fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Vidar Helgesen: “Con una gestión adecuada las capturas de peces podrían aumentar un 20%”

Carla Vidal
Carla Vidal 14/7/2020Comentarios

Proporcionando oxígeno y alimentos, controlando el clima y absorbiendo el exceso de emisiones de carbono, el océano es nuestro aliado en la búsqueda de un futuro sostenible. Entre todos debemos cuidarlo porque “todos lo compartimos”.

Es ya evidente que el océano es parte de la solución a algunos de los grandes problemas a los que se enfrenta la humanidad (cambio climático, carestía de alimentos…) y es por ello que su defensa y deseo de mayor conocimiento ha llevado a 14 líderes mundiales a participar en una iniciativa singular: el Grupo de Alto nivel sobre la economía sostenible de los océanos.  Participan en ella Australia, Canadá, Chile, Fiji, Ghana, Indonesia, Jamaica, Japón, Kenya, Mexico, Namibia, Noruega, Palau y Portugal; y cuenta con el apoyo del Enviado Especial para el Océano de la ONU. En total, estos países representan el 30% de línea de costa mundial. El enviado especial noruego en este organismo, Vidar Helgesen, ha compartido durante una charla con Benjamín Lana, presidente de la División de Gastronomía de Vocento, en Encuentro de los Mares algunas de las conclusiones de este grupo de trabajo.

“Hay una oportunidad si hacemos lo correcto”. Helgesen abre la puerta a la esperanza y ofrece soluciones.  Y todas pivotando alrededor de la misma idea: es necesaria una gestión económica sostenible del océano. Una gestión que vendrá sustentada en gran medida por el uso democratizado de las nuevas tecnologías y del conocimiento sobre el mar.

Desde el Grupo de Alto Nivel se alerta de la necesidad de compartir toda la información posible sobre el estado actual de los océanos, solo a partir del conocimiento profundo de la situación podrán diseñarse las medidas necesarias. “La información en tiempo real es la que nos permitirá acciones ágiles, selectivas y ajustadas”, pero para ello, afirma Helgesen, es imprescindible que se superen las barreras políticas que algunos países mantienen para desbloquear así esa información. “Necesitamos más cultura de la transparencia y de compartir”.

Si se conoce bien, se puede actuar mejor. Y se debe actuar, sobre todo, en cinco áreas principales: impulso de energías renovables en el mar (eólica y solar), optimización de transporte marítimo, salvaguardar ecosistemas marinos, pesca responsable y acuicultura planificada, y potenciación de la capacidad de almacenamiento de carbono en el fondo marino. Una gestión eficiente y sostenible de estas cinco áreas significaría “una reducción del 21% de las emisiones de CO2 que necesita el planeta de cara al 2050”.

La innovación tecnológica, la gran aliada

“Con una gestión adecuada de los caladores, erradicando la pesca ilegal y planificando mejor los recursos marinos, las capturas de peces salvajes podrían aumentar un 20%”. “Con una acuicultura responsable podemos llegar a producir hasta seis veces más de ciertos pescados o moluscos, como el mejillón por ejemplo”. Con estas cifras, Helgesen lanza un mensaje claro: podemos producir mucho más alimento a partir de los océanos. Y esa ha de ser la vía, pues, “no queda margen para alimentar a toda la población mundial ampliando la agricultura y la ganadería”.

En ello, las nuevas tecnologías juegan un papel clave pues permiten, por ejemplo, detectar barcos de pesca ilegal a partir de sus patrones de navegación, monitorizar con drones -submarinos o aéreos- las zonas protegidas, abordar rápidamente enfermedades a través de sensores aplicados en granjas de acuicultura, etc.

Usando la tecnología ofrecida por la 4ª revolución industrial en favor del planeta -y no en su contra como ha ocurrido en época pretéritas- Vidar Helgesen augura un futuro oceánico, pero también planetario, en el que se podrán gestionar adecuadamente plantas de energía sostenible en alta mar y regenerar manglares y marismas.

Ahora es momento de invertir, pero “la inversión sostenible nos aporta cinco veces más beneficios que costes”. Concluyente.


Comentarios