fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Actualidad

La excusa perfecta para la Summer Party 7Caníbales: el 25 aniversario de grup gsr

Redacción
Redacción 27/6/2019Comentarios

La gran fiesta del verano, así hemos designado un evento que, dado el éxito del año pasado, hemos querido, no solo repetir sino instaurar para dar la bienvenida anual al estío. Y si en 2018 utilizamos de excusa el décimo aniversario de la creación de la revista –y nuestro Premio Nacional de Gastronomía a la Mejor Publicación Digital- este año el eje protagónico recayó en grup gsr por sus 25 años de trayectoria. Una empresa que ha vivido en primera fila –y en múltiples ocasiones siendo partícipe- la evolución de la gastronomía.

Foto: Miquel Coll

Foto: Miquel Coll

La noche prometía: más de diez estrellas Michelin a cargo de la propuesta culinaria; música a cargo del dj de Pachá, Taao Kross;  el showman Carlos Latre amenizando la velada desde el escenario; doce marcas de primera calidad ofreciendo degustaciones de su producto y un espacio único  –la terraza de La Barra del Hotel W– frente al mar. Al final de la noche se contaban setecientas personas – entre profesionales de la gastronomía, empresas colaboradoras, amigos, gourmets y prensa nacional- que no quisieron perderse lo que se ha denominado ya “la fiesta del año”.

“A partir del gran éxito de la fiesta del 10º aniversario de 7 Caníbales que celebramos el año pasado, queremos convertirnos en el referente de la bienvenida anual al verano en Barcelona, aprovechando que este año grup gsr cumple 25 años”, explicaba Roser Torras, directora de grup gsr y fundadora de 7Caníbales. Y añadió “Ante tal efeméride, hemos diseñado una fiesta diferente, singular  donde los mejores cocineros y productores/elaboradores todo el país muestren, con sus grandes productos unos y con sus sorprendentes interpretaciones creativas otros, la gran fuerza de nuestra cocina contemporánea”. Y así fue.

Foto: Marta Bacardit

Foto: Marta Bacardit

También hubo premios…

Carlos Latre ejerció de maestro de ceremonias y dinamizó una velada en la que se destacó la trayectoria de grup gsr fundada por Roser Torras, la “mamma” de la gastronomía, “una enfermera de profesión que descubrió la cocina para no dejarla”, explicó Xavier Agulló, asesor gastronómico de la empresa.

Esta trayectoria comenzó en 1994, con el asesoramiento integral gastronómico del Hotel Majestic de Barcelona para conceptualizar lo que sería el primer restaurante de cocina de autor en un hotel a nivel nacional: Drolma. Como empresa total de gastronomía, grup gsr nació del know how y saber hacer de Roser Torras para desarrollar un área de Producción que ha servido para idear y organizar la larga lista de eventos realizados. De las manos y cabeza de Roser y de sus hijos Marc y Pau Albornà (éste último fallecido en accidente en 2012 y recordado y aplaudido en el acto), más adelante nació el departamento de Comunicación y, en 2008, nuestro portal de información gastronómica 7Caníbales.

Entre  sus eventos e hitos más destacados se encuentra el congreso San Sebastián Gastronomika -antes Lo Mejor de la Gastronomía-, que el año pasado celebró su XX aniversario; las ferias barcelonesas Tast a la Rambla y Mercat de Mercats, o The Alimentaria Experience -antes Barcelona Vanguardia-. También lleva su firma el logro de organizar una cena para 1.200 personas en pleno Paseo de Gracia barcelonés (Cena de Festa Major de la Mercè 2005), el de repartir 10.000 huevos de chocolate para conmemorar el Año de la Gastronomía también en 2005 o el de organizar la fiesta del 15 aniversario de The World’s 50 Best Restaurants en Barcelona en 2017. El trabajo de grup gsr no se ha limitado al ámbito nacional y ha cruzado el Atlántico para  organizar World’s of Flavour en Napa Valley (EEUU, 2006) y el congreso Mesa Tendencias (Sao Paulo, 2008).

Uno de sus últimos eventos fue el Encuentro de los Mares, el primer congreso relacionado con el mar y celebrado entre las provincias de Málaga y Cádiz.

En el transcurso de la fiesta, Roser Torras subió al escenario acompañada por Benjamin Lana e Iñigo Iribarnegaray  -al frente ambos de la división gastronómica de Vocento, empresa a la que pertenece grup gsr desde finales de 2018-,  para entregar “unos galardones que premian la fidelidad”. “No se consigue cumplir 25 años si no es con amigos y confidentes. A ellos, a todos, les quiero dar las gracias”, comentaba la Roser. Y dio las gracias a Estrella Damm, por ser “el ángel de la guardia de nuestra cocina”; a Carles Abellan, “un embajador de la ciudad donde nació, él y gsr”; a Pitu Roca, “mucho más que el mejor sumiller del mundo”, e in memoriam a Antonio Vergara, “un referente en la transmisión del comer que nos dejó recientemente”. Roser se reservó un último galardón, “un reconocimiento, el más importante, el que dedico a todo mi equipo, a todas las personas que han pasado por grup gsr desde su creación, a las que estaré eternamente agradecida”. Los ganadores obtuvieron como premio una chaquetilla de Des Garçons, firmada por todos los cocineros presentes.

Foto: Miquel Coll

Foto: Miquel Coll

Nuestros profesionales de la cocina y los vinos opinan…

Como protagonista de la noche, Roser Torras centró las charlas de los presentes. Nos colamos en ellas para saber qué opinan de ella y les preguntamos “Si Roser fuera un producto, un plato, un vino o un sabor, ¿cuál sería?” Estas fueron sus respuestas:

*Nandu Jubany (Can Jubany*, Calldetenes): Algo picante, de chup-chup, con chispa… Un pollo con langosta, un plato delicado pero con sabor. Y debería ser picante, y con pimienta, salsa y mucho amor en la preparación.

*Álvaro Garrido (Mina*, Bilbao): La pregunta es capciosa. Roser no es un plato, no puede ser un plato. Es más, es toda la experiencia, es el menú degustación. No puede ser un plato porque tiene muchos matices, muchas fases. Y siempre está hasta el final.

*Pitu Roca (El Celler de Can Roca***, Girona): Roser sería un cava. Porque es capaz de reinventarse, de reconocer la simplicidad de la familia, de dar a luz, de generar energía y vida. Porque es exuberante y dinámica.

*Romain Fornell (Caelis*, Barcelona): Un steak tartar picante. Con elegancia y con carne de la mejor parte del animal.

*Arnau Bosch (Can Bosch*, Cambrils): Roser es el romesco en persona. Una langosta de las Columbretas acompañada de calçots con el mejor romesco. Roser es de tierra de calçots. Lo tiene todo.

*Oriol Castro (Disfrutar**, Barcelona): Es la sal y el azúcar, lo que lo condimenta todo.

*Nacho Manzano (Casa Marcial**, Arriondas): Es la piel de la sardina en verano. Porque es belleza visual, elegancia y la excelencia basada en la humildad.

*Xavier Pellicer (Xavier Pellicer, Barcelona): La patata. La tierra y el origen. La raíz.

*Paolo Casagrande (Lasarte***, Barcelona): La cigala. Elegancia, sabor, espectáculo.

Foto: Miquel Coll

Foto: Miquel Coll

*Carles Abellan (La Barra de Carles Abellan*, Barcelona): Unos huevos fritos con patatas. Un plato brutal. Sabor casero, de la “mamma”, un  plato que nunca falla.

*Pepe Solla (Casa Solla*, Poio): Algo de mar, algún pescado. La lubina, quizá. Porque es voraz, en su acepción de ambición, de estar siempre con ganas.

*Carles Tejedor (Sofia BeSo, Barcelona): Un pollo con gambas. Es de playa y de montaña, y para compartir, como Roser. Sería un plato con el mejor producto, eso sí. Roser no escatima.

*Diego Guerrero (DSTAgE**, Madrid): Un plato de memoria.

*Begoña Rodrigo (La Salita, Valencia): Una tortilla de patatas. Roser me dijo una vez que cocinando una tortilla de patatas volvió a nacer tras el accidente de Pau. Lo tendré siempre grabado.

*Toño Pérez (Atrio**, Cáceres): La sopa crujiente de tomate con higos, el plato que traemos hoy aquí. Roser es feliz, la misma sensación que tiene el comensal cuando come este bocado. Es esta sensación puntual de felicidad, cuando se te dibuja una sonrisa en la cara. Como con Roser.

*Maca de Castro (Maca de Castro*, Port d’Alcúdia): La veo como un plato catalán de Navidad. Es la “mamma”, por lo que me remite a casa, a la familia, a compartir.

*Óscar Molina (La Gaia, Ibiza): Caviar. Es exclusiva y delicada. Me encanta.

*Ricard Camarena (Ricard Camarena**, Valencia): Un milhojas de crema. Es dulce y generosa.

Foto: Miquel Coll

Foto: Miquel Coll

La fiesta contó también con invitados y participantes no cocineros ni sumilleres, que también especulaban cada uno en su campo. Si Roser fuera…

*¿Un periodo histórico? Para Toni Massanés (Fundació Alicia) “Roser sería el siglo de las luces. Porque aportó la razón, el humanismo y porque permitió la revolución”.

*¿Un pan? Según Xevi Ramon (Triticum) “Un brioche. Sensual, con picante y algún toque exótico. Todo con productos puros y naturales”.

*¿Un utensilio de cocina? De acuerdo con David Ramos (Klimer) “Un plato Duralex Ambar. Un plato de siempre pero en tendencia actualmente, muy de moda. Un plato donde sus abuelas, seguro, servían los canelones”.

*¿Un personaje? Carlos Latre (showman) contesta “Roser sería la Reina. No, mejor, sería la Rosalía de la gastronomía”.

 

Sin vosotros no hubiera sido posible….

La fiesta fue todo un éxito no solo por la gran acogida que tuvo sino por todas los colaboradores, empresas y profesionales del sector que la hicieron posible.

La fiesta comenzó a las 20:00 con algunos snacks del distribuidor Olivias a base de patatas chips de Bonilla a la Vista, vegechips y torreznos de morro ibérico de Gancedo; olivas arbequinas, negras y sevillanas de La Gaeta y del músico salado de Casa Gispert.

A lo largo de toda la terraza de La Barra de Carles Abellán en el Hotel W se habían dispuesto, entre las mesas de las degustaciones de los chefs, diferentes expositores con hasta doce marcas de productos de reconocida calidad que quisieron acompañarnos en esta fiesta y ofrecer sus degustaciones. Es así como los asistentes pudieron probar el pulpo á feira (A Pulpeira), el  jamón de bellota 100’% ibérico de Arturo Sánchez que trajo su propio cortador de jamón;  los maki, niguiris y sashimis con producto Balfegó; las mini hamburguesas con pan de mollete, kétchup orgánico y mayonesa de kalbi que ofreció Guzmán Bidfood; el salmón con salsa beurre blanc, tartar de salmón ahumado, salmón ahumado con whisky de malta 10 años de Carpier Ahumados; el caviar de Caviar Paris 1925 cuya cola no disminuía; las ostras de Gouthier; la gamba roja mediterránea que trajo para la ocasión Granblau; la presa de simmental de Makro; el mi-cuit con vermut y lechuga de mar, escalope de foie y mar y montaña que ofrecieron Rougié, el pan de Triticum y por último las gildas y aceitunas de Zubelzu Piparrak.

Los cocineros presentes deleitaron a los asistentes con las siguientes creaciones:  Toño Pérez con su sopa crujiente de tomate; Nacho Manzano, con las láminas de bonito con su jugo escabechado; Pepe Solla, con la empanada gallega; Diego Guerrero con el ceviche de carabinero con coral de rocoto; Francis Paniego y sus croquetas; Carles Abellán, con el arroz de gambas al ajillo; Begoña Rodrigo con el aguacate en salazón y créme fraîche de puerros; Maca de Castro con la coca de sardina con paté de codorniz; Álvaro Garrido con su queso marino con caldo de champiñones y piel de pollo crujiente y Ricardo Camarena con el tomate en conserva, atún rojo y habanero. Los postres corrieron a cargo de Quim Vilaseca y María Antón Benayas.

La nota líquida fue a cargo de Familia Torres, Juvé & Camps, Torelló Viticultors, la cerveza de Estrella Damm y el agua de Acqua Panna- S. Pellegrino.

Gracias también a las empresa Ficfrei por su aportación: mobiliario y material de eventos fueron suyos. A Klimer por proveernos del menaje; a Riedel por la cristalería;

Para todos aquellos que quisieron poner punto final a la velada con un gin tonic pudieron disfrutar de los combinados de Fever Tree , Roku Gin y The Macallan Double Cask. No faltó ni un detalle.

Y si el producto y las degustaciones culinarias contribuyeron al éxito de la fiesta, no podríamos dejar de agradecer el apoyo y la colaboración de nuestros padrinos: La Barra y Hotel W que hicieron posible celebrar este aniversario en un entorno único; Estrella Damm, cuya cerveza dio la bienvenida a los asistentes;  los diseñadores de Des Garçons que se ocuparon de la chaquetilla de los cocineros; Guzmán Bidfood con el toque de excelencia de sus productos; Makro, con esa gran despensa que provee muchas de las preparaciones; Balfegó, con un atún cuyo reconocido prestigio está fuera de toda duda; Familia Torres, que puso la nota líquida de la noche gracias a sus vinos; Acqua Panna, con unas aguas que refrescaron la calurosa velada; Fever-Tree, que ayudó a destacar las cualidades de los destilados y The Macallan, con su whisky top.

Y sobre todo, y muy especialmente… a todo el equipo de grup gsr: Paula Ocampo, Berta Blanc, Mónica Díaz, Xavier Agulló, Oswaldo Brito, Alba Gimeno, Jordi Fernández, Montse Costa, Marina Anillo, David Salvador, Lucía Vaquero, Carla Vidal, Lluís Torras, Peré Mercé, Dani Gómez, Jordi Parra y Mónica Ramírez.


Comentarios