fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Actualidad

Más internacional, gastronómico y concurrido. Tast a la Rambla 19

David Salvador
David Salvador 10/6/2019Comentarios

Las noches del fin de semana no han sido para descansar, sobre todo para la cuarentena de restaurantes participantes en Tast a la Rambla 2019. Con el sol poniéndose este lunes, el evento culinario más importante de la ciudad bajaba las persianas con un incremento de público (670.000 visitantes) y degustaciones (190.000, más de 70.000 respecto al año pasado), provocado seguro por la prolongación de la duración del mismo (por primera vez dura cinco días y no los cuatro habituales aprovechando el lunes festivo en la capital catalana), seguramente también por un incremento comentado en la calidad de todas las propuestas.

Un auge que ha comportado más actividad en la Rambla y en el office de los restaurantes, con su incremento de producción consiguiente. En los mismos stands, durante los días previos, y durante las noches del evento, las cocinas de los locales han hecho horas extras. Todo para que los cerca de dos centenares de miles de visitantes que se han congregado en la parte baja de La Rambla pudieran escoger hasta última hora, reto casi conseguido (entre otros, La Barra de Carles Abellán servía a última hora su famosa ensaladilla al haberse quedado sin existencias de su arroz. No hay mal que por bien no venga).

Y el público pudo escoger y decidir que la tapa más vendida de Tast a la Rambla 2019 hayan sido los tacos de tartar de atún rojo con guacamole y mayonesa de chipotle del restaurante Telefèric. Los de la plaza Letamendi habían traído su versión de un tartar de atún con aguacate, “una de las tapas estrellas del local, con el atún maridado con soja y aceite de sésamo”, explicaba el chef Alejandro Matoque, ahora al frente del restaurante de tapas y pinchos tras foguearse en el extinto Roca Moo barcelonés o con los estrellados valencianos Ricard Camarena o Begoña Rodrigo.

Hablaba Matoque delante de una fila de demandantes que no ha cesado. Hacían cola por la tapa y por el showcooking con el que la finalizaban, como hacían también otros compañeros. La cocina a la vista del comensal se ha incrementado en esta edición, y no sólo en los talleres gratuitos que ha cobijado el escenario del Arts Santa Mònica y que han contado con presentaciones de los mejores chefs con restaurante en la capital como Paco Pérez, Fran López, Carles Abellan o Nandu Jubany.

Tapa más vendida: tacos de atún rojo con guacamole y mayonesa de chipotle (Telefèric)

Tapa más vendida: tacos de atún rojo con guacamole y mayonesa de chipotle (Telefèric)

Peccata Pizza configuraba y cocinaba sus pizzas a la vista del comensal; Follia dejaba escoger los toppings de su gofre de patata con butifarra negra; La Bonaigua quemaba el romero con el que finalizaba sus bravas con soplete y Cecconi’s volvía a hacer showcooking con su parmesano, donde acababa el “Cavatelli alla norcina” con trufa de verano que se ha convertido en la segunda tapa más vendida este año. Venían con la lección aprendida los del restaurante del Soho House, ya que con una tapa parecida y trabajada también con el parmesano se convirtieron en los más vendidos en la edición de 2017.

Se ha incrementado el show live y, en general, la calidad gastronómica del evento. Con los años, y por demanda de local (un 70% del público del evento), los participantes han ido desechando los formatos sencillos y aparentemente golosos para público heterogéneo para demostrar qué es realmente la gastronomía de la “gran” Barcelona, este año literal el apócope gracias a la participación de tres locales del área metropolitana barcelonesa (Follia, La Bonaigua y This&That Co.).

Melosos de ternera, anguilas, chuchos de bacalao, tartares de rubia gallega, ssams de lechuga o panes chinos de cerdo ibérico. Propuestas de alta gastronomía adaptadas a un evento de pie, propuestas que tenían continuación en los postres. Hofmann parecía traer directamente de las cocinas del restaurante el gastronómico y vistoso Baba Bubble, y Pastisseria Canal sorprendía con su mojito, que se ha convertido en la tercera tapa más demandada del evento. El junio barcelonés calienta, y las cervezas, los postres y los helados han tenido gran cuota de mercado.

Tast a la Rambla cerraba así su sexta edición, contenta también de aumentar significativamente los datos en redes sociales. Allí, han comentado y recomendado propuestas, demostrando que el barcelonés sigue fiel a su evento. Con, entre otros datos, tres interacciones por minuto durante los cinco días, la 6ª Semana Gastronómica de Barcelona ha comunicado con excelencia, mostrando su potencial gastronómico y también sostenible, potenciado con el uso de vasos y vajilla biodegradable y compostable, o con la colaboración con el proyecto Remenja’mmm.

Sostenibilidad, gastronomía y buen ambiente. Marca de (la gran) Barcelona.

 

Principales cifras de Tast a La Rambla 2019

Visitantes: 670.000 personas.

Degustaciones: 190.000 entre tapas, cervezas, refrescos y vino

3.000 metros cuadrados lineales de servicio al cliente y de espacio “Tast a La Rambla”.

Material: 15.000 copas de cristal, 125.000 platos y 35.000 vasos, estos dos últimos biodegradables

 

(En redes sociales)

Cerca de 1.280.000 impresiones

Más de 140.000 personas alcanzadas

Más de 15.000 likes durante los cinco días

 

También presentes en los talleres

AcquaPanna-S.Pellegrino, AlmondBreeze®, AperolSpritz, Cinzano, DelaCreM, EstrellaDamm, FamiliaTorres, Heura®–FoodsforTomorrow, Juvé&Camps, Mieludo–CaféCrem, RoyalBliss y Torelló Viticultors.


Comentarios