fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

La despensa

De alga invasora a ingrediente culinario

Mónica Ramírez
Mónica Ramírez 9/7/2021Comentarios

El congreso Encuentro de los Mares propició una alianza entre los científicos Fernando G. Brun y José Lucas Pérez y el cocinero David Chamorro ( Food Idea Lab ) para dar una posible solución a una de las algas invasoras más destructoras que, hasta el momento, se han encontrado en la costa andaluza. Se trata de la Rugulopteryx okamurae, conocida como roña entre los pescadores, una alga asiática con una rápido crecimiento cuyas características impiden ser depredada, “lo que es un problema”, apuntaba Fernando G. Brun.

El Centro Tecnológico de la Acuicultura, en el Puerto de Santa María (Cádiz) acogió, recientemente, una interesante ponencia a cargo de los investigadores José Lucas Pérez y Fernando G. Brun para exponer los peligros de una de las algas asiáticas invasoras más destructoras encontradas hasta ahora en la costa andaluza: Rugulopteryx okamurae, conocida como roña entre los pescadores.

Según los investigadores, esta alga procede del Pacífico, abunda en Japón, Taiwan, China y Filipinas donde se encuentra totalmente integrada en el ecosistema y no presenta el problema invasor que existe en el sur de España. “Es terrible, las playas están llenas… Tarifa, Ceuta incluso el norte de Marruecos… ya está llegando al Puerto de Santa María, a Granada…”, afirma José Lucas Pérez. Se apunta a que su posible aparición en las costas andaluzas sea debido a las aguas de lastre de los barcos que la han traído hasta aquí. “Nunca nos habíamos encontrado con un alga invasora con sus características. Compite con las especies autóctonas y las desplaza a una gran velocidad. Todavía no conocemos cómo”, asegura Fernando G. Brun.

La primera vez que se detectó en Europa fue en Francia donde no presentaba el carácter invasor de las que pueblan el sur de Andalucía, Ceuta o Marruecos. “Esta invasión tiene unas grandes consecuencias económicas en sectores como el turismo o la pesca. Sus características permiten que se expanda rápidamente y que no sea depredada, lo que es un problema. Quitarla de en medio no es viable”, señalaba Fernando G. Brun.

De izquierda a derecha, Pablo López, Fernando G. Brun, David Chamorro y José Lucas Pérez

De izquierda a derecha, Pablo López, Fernando G. Brun, David Chamorro y José Lucas Pérez

Una de las soluciones para revertir su negativo efecto en la costa es, dadas sus singulares propiedades, buscar posibles aplicaciones en campos como la medicina, la energía o la gastronomía. En este último caso, su sabor amargo y picante facilita que pueda convertirse en una alternativa alimentaria para aquellas personas que sean alérgicas al pimiento o al chile. También se estudia su uso en vinagres. El encargado para trabajar esta vía es David Chamorro, a través de su empresa Food Idea Lab en la que trabaja junto a Pablo López. En un tiempo récord y alentados por el congreso Encuentro de los Mares, ambos cocineros han desarrollado una línea gastronómica. “Podemos ayudar a luchar contra esta plaga dando valor económico a la especie”, explicaba Chamorro. Los cocineros han elaborado una sriracha y un tabasco de nombre Tabanco. Chamorro, además, ha sometido este alga a varios procesos para aprovechar su amargor y elaborar una angostura llamada Algae Hot Bitter, un destilado alcohólico Agua de lastre, una soda y un rebujito.


Comentarios