fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Opinión

Ovnew, la última locura de Jon Giraldo y Jaime Lieberman

Mónica Ramírez
Mónica Ramírez 15/4/2019Comentarios

Lo que tímidamente se vislumbraba hace años en algunos restaurantes empieza a formar parte del universo gastronómico. La gastroexperiencia, el gastroshow o el espectáculo gastro transforma la manera de disfrutar de la cocina al apelar no solo al gusto sino también al resto de sentidos a través de música, escenificaciones, juegos de luces, proyecciones, texturas y tecnología. El último en llegar a Barcelona, en este sentido, es Ovnew, en el Hesperia Tower de L’Hospitalet de Llobregat. ¿Los artífices? Jon Giraldo y Jaime Lieberman ¿quién si no?

Jon Giraldo y Jaime Lieberman, propietarios de Spoonik Club y, ahora de Anormal, se han aliado con Jose Alejandro Castro, director de marketing, control y sistemas de Hesperia (en breve, Hyatt) para poner en marcha un singular proyecto en el “ovni”, del Hesperia Tower de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona). Este espacio, uno de los más emblemáticos del hotel, albergó, en su día, el restaurante de Santi Santamaría, pero después del fallecimiento del chef ha permanecido cerrado durante ocho años. El próximo 23 de abril reabrirá sus puertas para estrenar Ovnew, fruto del universo creativo de Giraldo y Lieberman en el que la tecnología juega un papel vital.

 

¿Qué es Ovnew?

Según los chefs “un restaurante experiencial donde la tecnología es muy importante”. Aunque más que “experiencial” -donde el término se ha utilizado hasta el hastío para apelar exclusivamente a la “experiencia que sucede en la mesa”-, se podría hablar de espectáculo o show ya que la recreación de esta experiencia trasciende más allá del mantel y sucede alrededor del comensal, de la mano de escenificaciones, juegos  lumínicos, música, baile o acting. Dicho esto, está claro que en la materialización de este proyecto intervienen cuatro líneas argumentales: culinaria, artística, tecnológica y lumínica.

La artística ha contado con el imaginario de Fouad Bousnani (acting, artistas, vestuario, maquillaje…); la tecnológica con la empresa de investigación Eurekat y la lumínica con Protopíxel. Y un apunte más, destacar que Eurekat es uno de los centros pioneros en música 3D y por lo tanto, es en Ovnew donde se experimentará, por primera vez en Europa, este tipo de sonido. De hecho, hace unas semanas Sony anunciaba en prensa que sería su próxima línea de trabajo; en esta ocasión, Eurekat les lleva la delantera. En cuanto a Protopíxel, la empresa encargada de diseñar los paisajes lumínicos, también juega un papel importante ya que para Giraldo y Lieberman “comunican con nuestro cerebro el movimiento”.

El objetivo de todo ello entronca con la neurogastronomía, disciplina que explica cómo en el acto de comer están implicados los cincos sentidos y cómo nuestro cerebro crea percepciones, emociones, expectativas alrededor de ello. “Descubrimos que en ciertos entornos el comensal encontraba más rica la comida, y que siempre que hablaban de nuestro restaurante clandestino Spoonik mencionaban que era un lugar mágico… queríamos traer esas emociones, esos sentimientos y esa experiencia aquí, recrearla… así nació Ovnew”.

Giraldo menciona cuatro fuentes de inspiración para este proyecto: Arpège, El Celler de Can Roca, Noma y The Fat Duck. ¿Razones? El trabajo con las verduras; las fermentaciones, los ahumados, los maridajes basados en bebidas sin alcohol (no solo infusiones sino utilizando cocciones, fermentaciones, etc…) y la aplicación de la neurogastronomía.

A algunos, la información puede recordarles a las experiencias vividas en otros espacios como Sublimotion, en Ibiza, o Ultraviolet, en Shangai, pero la puesta en escena es diferente aunque es cierto que el concepto multisensorialidad es común. Aún así, insistimos, la forma de llevarla a cabo es desde otro punto de vista. En este sentido, Giraldo apunta que Ovnew estaría más cerca del proyecto de los Roca de 2014, El Somni, más por la esencia, el mensaje, que por la ejecución.

 

Rescate alrededor del planeta de la ancestralidad

Bajo este titular se conforma la propuesta culinaria, un recorrido por la cultura gastronómica de Asia, Amazonia, Arabia, Gaia y Europa en busca de esa ancestralidad, esos platos y recetas primigenias con los que quieren comenzar esta aventura. Origen para un proyecto que empieza.

Es un viaje con dieciséis pases gastronómicos, aparte snacks, que se inicia en la misma puerta del hotel donde se recibe al comensal, se le acompaña a cocina donde probará los primeros snacks, se le presenta al equipo –comandante y tripulación del ovni-, se le pasea por el control de mandos –donde también probará algunos snacks- y finalmente se le dirige a la mesa donde seguirá disfrutando del show.

Como hemos comentado, Ovnew abrirá sus puertas el 23 de abril –Sant Jordi en Barcelona- en el Hesperia Tower en L’Hospitalet de Llobregat para el público general. Estará disponible cinco días a la semana y contará con un máximo de 84 comensales por sesión. Habrá dos turnos de reserva: 18:30 y 21:00. El precio de la “entrada” –que no del menú degustación, sino que se habla de experiencia global- será de 160 euros sin maridaje. Para quienes quieran añadir otro plus a la experiencia tendrán tres fórmulas de maridaje: Km O, con vinos ecológicos o naturales catalanes, 65 €; Vinos alrededor del mundo con alguna singuralidad, 120 € y Grandes leyendas, 250 €.

Por último, para entender el concepto Ovnew –además de vivirlo- basta esta observación: la competencia de este tipo de espacios ya no se sitúa en otros restaurantes sino en otras propuestas de ocio como puede ser tirarse en paracaídas o la entrada a un concierto. Solo es disfrutar. No hay más.


Comentarios