fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Evita el desperdicio alimentario esta Navidad

Redacción
Redacción 18/12/2019Comentarios

La aplicación Too Good to Go en España nos facilita los datos sobre el desperdicio alimentario y nos ofrece algunas claves para evitarlo en Navidad, una de las épocas de mayor consumo.

Tal y como indican los resultados del último informe sobre el desperdicio alimentario, del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el desperdicio de alimentos aumentó un 8,9% en España durante 2018 lo que fijó la cifra total en 1.338 millones de toneladas de comida tirada a la basura.  Como era de esperar el periodo navideño incide  en una gran parte de estas cifras. “En Navidad se calcula que el gasto de los hogares españoles se eleva hasta un 20% respecto a un mes normal y la partida de alimentación es la que más crece llegando en ocasiones a triplicarse. De ahí que un mayor gasto en alimentos derive luego en más volumen de residuos. Hasta un tercio de la comida irá a parar a la basura durante estas fiestas”, señala Oriol Reull, director de Too Good To Go en España.

Se calcula que el desperdicio alimentario supone un coste medio individual de unos 250 euros al año. Pero no solo afecta a nuestro bolsillo, sino que implica un impacto mediambiental innecesario no solo por el gasto de recursos naturales sino también por lo que supone para el medio ambiente su producción.

¿Cómo evitarlo?

Para no ser partícipe del aumento de esta cifra. La aplicación nos ofrece algunos consejos:

1-. Programa los menús con antelación en función de las personas que seréis. Esto facilitará la gestión de las cantidades y de la compra.

2-. Lista de la compra. Una vez tengamos los platos que serviremos en época navideña, revisa si puedes aprovechar algo que tengas ya en la despensa, así evitaremos comprar de más.

3-. Si hay algún producto que siempre acaba quedando por casa después de las navidades porque no suele tener demasiado éxito en casa, evita comprarlo o compra lo justo para ofrecerlo a tus invitados y que se acabe al momento. Si en la elaboración de una receta, hay que añadir algún ingrediente que no vas a utilizar más y que va a quedar en tu nevera, sustitúyelo por otro que puedas aprovechar.

4-. Organiza bien la despensa y la nevera. Puedes organizarlos por fecha de caducidad, así no quedarán en el rincón olvidados y tendrás que acabar tirándolos. Revisa de vez en cuando estos espacios para que no quede ningún producto fresco o perecedero sin consumir antes de que se deterioren.

5-. Lo más recomendable es no improvisar en estas fechas. Así evitaremos platos fallidos, ingredientes en la basura y repeticiones de recetas.

6-. Servir las raciones justas a cada comensal. Lo mejor es que si les gusta puedan repetir. De lo contrario lo que no quieran quedará en el plato y no podrá aprovecharse. Si lo dejamos en la fuente original, siempre podemos guardarlo para otra comida o para elaborar otra receta.

7-. Conserva y reaprovecha. Utiliza el exceso de comida para elaborar nuevas recetas -por ejemplo croquetas, berenjenas rellenas, canelones…- y consérvala en recipientes adecuados en la nevera o en el congelador.

Hay que destacar que, según la aplicación, la hostelería y el canal de distribución son responsables de hasta el 19% de todo el desperdicio de comida. En este sentido, cuando la celebración se hace en un restaurante se puede colaborar pidiendo para llevar la comida que haya sobrado.


Comentarios