fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

El canario Juan Arráez, Bartalent 2018

David Salvador
David Salvador 15/2/2019Comentarios

Como un gran bar o restaurante con comensales puntillosos y excelencia de servicio. Uno de los salones del CETT, el Campus de Turismo, Hotelería y Gastronomía de la Universidad de Barcelona, se ha convertido este jueves en un gran plató donde se ha desarrollado la Gran Final del III Bartalent Lab, la competición anual surgida del portal gratuito de Coca-Cola en el que se inspira y forma al sector de la hostelería. Hasta la cita de Barcelona (las dos anteriores se celebraron en el Basque Culinary Center) llegaban nueve aspirantes, los que más puntos habían acumulado cada mes en las diferentes secciones del programa Bartalent Lab durante todo 2018.

Los finalistas del Bartalent Lab con Arráez en medio

Los finalistas del Bartalent Lab con Arráez en medio

Llegaron, trabajaron, aprendieron y, finalmente, Juan Pedro Arráez Ortega (estudiante de FP de Servicio de Restaurante en Las Palmas) vencía en una final con pruebas complementarias: montar una mesa, tomar el pedido, crear un cóctel y saberlo maridar con una tapa previamente seleccionada. Competencias que el formal trabaja durante el año mediante ejercicios, informaciones o entrevistas. Todo frente a un jurado ilustre que hilaba fino. Había compadreo, pero también tensión. Ilusionaba ser Bartalent 2018, más allá del viaje a Roma con experiencia gastronómica del que también se beneficiaría el ganador.

“Un camarero es un profesional integral de la restauración”

Bien lo sabía Iban Díaz, el ganador de la primera edición del concurso, que se dejó caer por ese gran bar en el que se había convertido el CETT. Díaz (Santa Coloma de Gramanet, Barcelona) se impuso en 2016, año en el que abría su bar, 1982. “Yo era metalista y no tenía ni idea del negocio. Nos enzarzamos con mi pareja y, una vez dentro, vi que no era tan fácil como parecía”. Se apuntó a Bartalent Lab ”para ir entendiendo el negocio, para formarme en la medida de mis posibilidades”. Ganar la final, reconoce, “me ayudó en la promoción, aunque valoro más el programa y lo aprendido”. “Muchos pueden pensar que un camarero sólo tiene que servir y hacer algún cóctel. No es verdad. Cada vez más, un camarero es un profesional integral de la restauración”.

Asentía cerca el miembro del jurado Jordi Fernández, compañero de gsr de un servidor y responsable de su departamento de Cocina. “Somos exigentes, el sector lo es”. Lo era, como sus compañeros Alfredo Pernía, propietario de Solange Cocktails & Luxury Spirts; Pere Chías, presidente del Gremi de Restauració de Barcelona; Mingo Morilla, chef del restaurante Cal Mingo; Guillermo Vives, coordinador de Tecnología Aplicada de Restaurante y Bar en el CETT-UB; Natalia Roig, vicepresidenta de la Asociación Catalana de Sommeliers; Chantal Aimée, formadora en la Escuela Universitaria del CETT-UB; Damià Mulà, coordinador del Diploma de Extensión Universitaria de coctelería y mixología de la escuela, y Eduard Campos, bartender en Negroni Cocktail Bar.

El ganador, flanqueado por Nan Ferreras, directora del CETT, y Pere Chias, president del Gremi de Restairació de Barcelona

El ganador, flanqueado por Nan Ferreras, directora del CETT, y Pere Chias, presidente del Gremi de Restauració de Barcelona

Tres días de talleres y estudio

Eran nueve miembros del jurado para nueve concursantes, y solo podía quedar uno, aunque los otros ocho ya se llevaban tres días de experiencias y talleres y formación, los que han vivido esta semana en el CETT donde han rematado su experiencia Bartalent Lab. La plataforma, que ha sumado este año más de 10.000 profesionales de la hostelería, ha contado con este concurso como la zanahoria del plan de formación.

Con algo de envidia seguro miraban a Arráez los que habían sido sus compañeros: Diego de la Cruz, camarero del restaurante La Milanesa, de Mérida; Kevin Palacios, estudiante del Grado Superior de Servicios de Restauración de Zamora; Eduardo Ondivela, camarero en el Café Tocata de Zaragoza; Gara María Valido, camarera en el Hotel The Anamar Suites de Vecindario, Gran Canaria; Pedro Extremera, camarero en el Asador Avelino de Madrid; Irene Curras, camarera en La Cerve de San Sebastián; Jorge Manrique, estudiante de Grado de Dirección de Servicios de Restauración de Valladolid; y Alexis Mancebo, ayudante de camarero en el hotel Radisson Blu Resort de Gran Canaria.

Felicitaron, despidieron y cenaron juntos. También junto a los ideólogos de un programa que quiere mejorar las habilidades del personal de sala del país y actualizar sus conocimientos para ponerlos al servicio de sus clientes. Y gratis. Antes, comentaban sus organizadores, “el Bartalent Lab estaba indicado solo para camareros; ahora, con más temáticas y secciones, se ha abierto a todo el personal de sala”. El mismo que hace más grande y fuerte un sector capital para la economía del país con, según datos del anuario de Hostelería de España, 277.539 locales de restauración en 2017, 3.000 más que en 2016 (274.577)

Bartalent Lab

Bartalent es un proyecto de Coca-Cola destinado a la formación en hostelería, enmarcado en su compromiso con el sector. La base de esta iniciativa es Bartalent Lab, la primera comunidad online creada para profesionales hosteleros, que les ofrece la oportunidad de mejorar sus habilidades y actualizar sus conocimientos para ponerlos al servicio de sus clientes. Los profesionales que acceden a Bartalent Lab disponen de información gratuita sobre el sector con la finalidad de ayudarles a crecer en su profesión.


Comentarios