fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Los escalopes de 40cm de Fismuler, ya en Barcelona

David Salvador
David Salvador 18/7/2020Comentarios

En Madrid llevan ya dos meses y medio; en Barcelona, comenzaron el viernes pasado. El equipo de La Ancha y Fismuler lanzaron el 1 de mayo en la capital la línea de delivery Armando con su escalope de 40 centímetros como gran emblema, producto y acompañantes que ahora han llegado a Barcelona “como antesala de un salto a otra poblaciones e incluso al extranjero”, explica Nino Redruello, líder del conglomerado. Lo harán con la bandera de un escalope de ternera tamaño XXL. “Es volver a la juventud con un plato”.

Empezaron en Madrid en pleno confinamiento sirviendo hasta 180 Armandos al día (entre los formatos de 30 y 40cm, principalmente, aunque también ofertan de pollo y de mero). “Ese número bajó cuando se reabrieron los locales pero ahora, por los rebrotes, “vuelven a subir los pedidos a domicilio”. Sube el delivery en Madrid y abren en Barcelona, donde Redruello y su equipo, liderado en la ciudad condal por Jaime Santianes -al frente de Fismuler Barcelona-, llegan tras invertir en una cocina de producción. “Hacer un buen delivery y que funcione tu restaurante es incompatible desde una misma localización”, explica el madrileño.

Para ello, con una cocina en el centro geográfico de la ciudad, y desde su propia web y desde la de Glovo, Santianes ya surte Armandos y otras delicatesen creadas en exclusiva para esta línea de negocio como alitas de pollo; ensaladas de aguacate y piñones, de tomate o cebolleta; croquetas de jamón; steak tartar, o varias tortillas entre las que destaca la Velazqueña, la versión La Ancha de la clásica de patatas. “Son todos productos que viajan bien, para pegarte un festival en casa previo paso un minuto por el horno para algunos de los platos si los quieres más calientes”.

Nino Redruello, en el local de La Ancha

Nino Redruello, en el local de La Ancha

El escalope del argentino que quería más

Hay oferta, pero si por algo se conoce al delivery de Fismuler, más allá de por su tarta de queso también demandable a domicilio, es por los Armandos, un escalope de carne de ternera –blanca, que nunca ha comido hierba- “finamente” trabajada y frita en aceite “muy caliente” durante solo siete segundos. ¿El truco? “El tipo de carne y el trabajo que hacemos con ella. Tengo las manos llenas de llagas de aplastarla”, comenta el jefe.

Su historia también es peculiar. Así la explican resumida: Corría el año 1970 cuando un cliente de La Ancha llegó a comer acompañado de un amigo argentino loco por las milanesas. Quería degustar algo parecido y Gabino, el cocinero histórico de la casa, le ofreció un escalope. “Está bueno pero es pequeño”. Marchó el cliente, y cocinero y dueño –Santiago Redruello, padre de Nino- quedaron apesadumbrados, zozobra que se evadió al día siguiente, cuando el argentino volvió. “Tráiganme el paellero, pero no uno cualquiera, el más grande todos”, bramó Gabino. Creó el escalope XXL y sonrió el cliente después, y sonrió Gabino, y los Redruello ampliaron la carta con el Escalope Armando de 40 centímetros.

“Un plato que atrae a la gente joven al local, que despierta sonrisas y que aguanta tras el pedido”. Una opción más de un negocio, el delivery, que no tiene visos de disminuir por lo pronto.


Comentarios