fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

2 estrellas, 2 chefs y 2 mil metros de altitud

Redacción
Redacción 18/2/2020Comentarios

Poco más de 140km a través de sucesivas montañas separan Olot del país de los Pirineos. Este fin de semana, el paisaje rural de la comarca de la Garrotxa se ha trasladado a las cocinas de la estación de Grandvalira mediante un menú degustación elaborado por el restaurante Les Cols y un oportuno maridaje a cargo de Veuve Clicquot, con una selección de su champán francés más emblemático. El Snow Club Gourmet, el club gastronómico del sector de Soldeu El Tarter de Grandvalira, ha elevado el listón en una jornada única donde Fina Puigdevall ha compartido fogones con su hija y jefa de cocina del restaurante, Martina Puigvert, y el equipo de restauración de Soldeu El Tarter, con un maridaje amenizado por Alejandro Santos, brand manager de Veuve Clicquot.

Hija y madre en Grandvalira: Martina Puigvert y Fina Puigdevall

Hija y madre en Grandvalira: Martina Puigvert y Fina Puigdevall

La jornada gastronómica se ha centrado en la iniciativa “El Atelier de las Grandes Damas”, un proyecto impulsado por Veuve Clicquot que refuerza los valores del liderazgo femenino y que rinde homenaje al espíritu emprendedor e innovador de Madame Clicquot, la Grande Dame de la Champagne. Ha sido la tercera jornada de la temporada del Snow Club Gourmet, club que volverá a la carga el 7 de marzo con una cena de la mano de los chefs de Disfrutar** (Barcelona). El 21 de marzo será Oriol Casals, chef del restaurant Teòric de Barcelona, quien liderará la jornada, y el 4 de abril, el Snow Club Gourmet finalizará la temporada con un gran arroz firmado por Paco Pérez y el equipo de Miramar** (Llançà).

La cena de Puigdevall tuvo lugar en el restaurante L’Arrosseria de la estación andorrana, a más de 2.000 metros de altitud

La cena de Puigdevall tuvo lugar en el restaurante L’Arrosseria de la estación andorrana, a más de 2.000 metros de altitud

De la Garrotxa a más de 2.000 metros de altitud

Las propuestas de Puigdevall han ido en consonancia con su cocina y su visión particular de los productos propios de su territorio, la Garrotxa. Ante 50 comensales, y en el restaurante L’Arrosseria a más de 2.000 metros de altitud, madre e hija han elaborado un completo menú a base de, entre otros, caldo volcánico; judías de Santa Pau, bicho confitado y tocino vegetal; huevo fresco del día evocando un canelón, pasta fresca, carne de asado y nuez moscada, o paletilla de cordero, leche de oveja, tomillo y lana. El maridaje, Veuve Clicquot Yellow Label bruto, Veuve Clicquot Vintage 2012 blanco, Veuve Clicquot Extra bruto extra old, Veuve Clicquot la Grande Dame 2008 blanco y Veuve Clicquot Rich blanco.

El club gourmet persevera así en el camino ascendente hacia la inmersión gastronómica en la estación ofreciendo la oportunidad de hacer accesible la cocina de grandes chefs a través de las jornadas del Snow Club Gourmet. “Es una buena excusa para probar la cocina de restaurantes de prestigio en otro espacio, permitiendo que el esquiador junte dos pasiones: nieve y gastronomía“, explicaba Àlex Orúe, director de restauración de Grandvalira en los sectores de Soldeu El Tarter e ideólogo de una iniciativa que ha catapultado hacia el estrellato al mayor destino esquiable del sur de Europa.

 

 

 


Comentarios