fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Grandvalira huele a trufa

Redacción
Redacción 25/2/2019Comentarios

Tras celebrar el inicio de su tercera edición y disfrutar de la magia entre fogones de Rafa Peña (Gresca, Barcelona), los socios del Snow Club Gourmet -el club de bon vivants de la estación andorrana de Grandvalira- celebraron el pasado sábado su particular fiesta de la trufa. De la mano de Carles Tejedor (Sofia Be So, Barcelona) y del estrella Michelin italiano Giuseppe Iannotti (Kresios, Telese Terme), degustaron en un día completo y al sol de las montañas el sabor de la trufa, el producto que centró la atención de la jornada gracias a Tartuflhange y a Singular Food, su importadora en la península.

Giuseppe Iannotti, chef de Kresios, y Carles Tejedor, de Sofia Be So

Giuseppe Iannotti, chef de Kresios, y Carles Tejedor, de Sofia Be So

Tartuflhange es una de las nuevas marcas que se han añadido al club en esta temporada -una referencia desde 1968 en la comercialización de trufas, derivados de trufa y liofilizados de trufa italiana de Alba- y, aunque celebró este sábado su bautizo, ya está presente en diferentes formatos en los diferentes puntos de restauración de Grandvalira desde el inicio de la campaña (mediante platos de arroz con trufa, bolsas de patatas trufadas o pizzas de setas). Cosas de estación de gourmet.

Los clientes de la estación ya sabían de sus bondades pero el clímax de la trufa llegó este sábado a Grandvalira. Primero, a mediodía, hasta un centenar de socios y amigos del Snow Club Gourmet disfrutaron del llamado “Aperituber”. La terraza Veuve Clicquot mudó para el aperitivo y alojó una serie de propuestas centradas en el diamante italiano que realizaron Iannotti y Xavi Solé, chef del club andorrano. La jornada matutina contó también con platos de diferentes productos Premium del club y su correspondiente maridaje con champagne.

 

Ya de noche, los aromas de alta restauración se trasladaron hasta La Trattoria de El Tarter, donde unos 60 afortunados vivieron en directo un show cooking del italiano y de Tejedor en un menú temático y trufado. Denominado “Los diamantes de Alba”, se organizó en platillos que iban saliendo de esa cocina vista desde donde los chefs interactuaban sin gritar. Vieira, espuma de azafrán y perlado de trufa negra; yema de huevo curado con trufa fresca; tartar de carne con mostaza trufada; sopa de cebolla con huevo del corral y parmesano trufado, o hígado de pato con manzana y miel de trufa blanca.

Las creaciones de Iannotti y Tejedor, gran enamorado de la trufa y que esta misma semana había elaborado un menú centrado en ella en su restaurante, violaban entre comensales contentos, más cuando maridaban pues la iniciativa contó con propuestas vinícolas italianas de reconocido prestigio. Entre ellas, un Cipressi Nizza 2016, vino del año 2018 según la publicación Wine Enthusiast.

Paolo Montanaro, de Tartuflanghe, Giuseppe Iannotti y Carles Tejedor sobre las nieves de Grandvalira

Paolo Montanaro, de Tartuflanghe, Giuseppe Iannotti y Carles Tejedor sobre las nieves de Grandvalira

La próximo sesión, una cena speakeasy con Javier de las Muelas

Las montañas de Grandvalira habían viajado hasta el epicentro de la trufa, hasta el Piamonte italiano pasando por una de las mejores cocinas de Barcelona. Que no se relajen. El Snow Club Gourmet sigue celebrándose cada día mediante las propuestas elevadas de cualquier punto de restauración de la estación, pero volverá a lo grande y convocando a sus socios el próximo 9 de marzo. Dos días antes de que Grandvalira aloje las finales de la Copa del Mundo de Esquí, pero sin que nadie se entere, el Club ha organizado una cena de “ley seca y Speakeasy”, un concepto que en Catalunya remite a un personaje. Será una cena maridaje con la presencia del coctelero Javier de las Muelas y una selección de sus cócteles, entre los que no faltará el “Cocktail Grandvalira”.

Presentado en el show cooking inaugural de la temporada actual del Snow Club Gourmet y ya disponible en las terrazas de Soldeu y en el local madre del barcelonés (Dry Martini), está formado con Bombay Saphire, Martini Reserva Ambrato, sirope de almendras (típicas de Andorra), romero, zumo de limón y droplets de romero de miel, todo agitado y servido en cristalería de hielo, “es un homenaje a la alta montaña, a los espacios abiertos rodeados de naturaleza virgen, a los sabores y fragancias de árboles flores y frutos silvestres. Un homenaje a Andorra”, explica De las Muelas.

La jornada de cierre del club gourmet de Granvdalira tendrá lugar el 13 de abril, para la que Àlex Orúe, director de Restauración de Grandvalira-Ensisa, y su equipo piensan en grande. “Será popular y tendrá sorpresas”, explican. El año pasado, el televisivo chef Marc Ribas cocinó una gran “cassoulette” y, en la primera edición, en 2017, las montañas andorranas alojaron una gran calçotada. Piensa en grande.

Vídeo de la jornada


Comentarios