fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

La cena de los cuatro vientos y las ocho manos

Redacción
Redacción 5/7/2021Comentarios

Pepe Solla, Albert Raurich, Isaac Loya y JuanLu Fernández, cocineros procedentes de los cuatro puntos cardinales del país, celebran en las Bodegas Osborne de EL Puerto de Santa María la cena del lunes.

El majestuoso salón del brandy y la no menos impresionante Toro Gallery de las Bodegas de Mora de Osborne en El Puerto de Santa María alojaron la noche del lunes una cena a ocho manos y cuatro puntos cardinales. El gallego Pepe Solla (Casa Solla*, Poio, Pontevendra), representando el Atlántico; el catalán Albert Raurich (Dos Palillos*, Barcelona), por el Mediterráneo; el asturiano Isaac Loya (Real Balneario*, Salinas), por el Cantábrico, y JuanLu Fernández (LÚ Cocina y Alma*, Jerez), “representando el espíritu de donde los dos mares se juntan”, explicaba Benjamín Lana, ideólogo del Encuentro. Era la cena de los cuatro vientos.

EL aperitivo más andaluz recibía a los comensales en el salón del brandy. Las delicatesen de Cinco Jotas (jamón, caña de lomo tradicional, caña de lomo natural, caña de presa, salchichón…) maridaban con los jereces Osborne Coquinero en Rama venenciado, Fino La Honda en Rama y Amontillado La Honda en Rama para calentar paladares y almas, y seguir el intercambio de ideas que se producía entre conversaciones cruzadas en la majestuosa sala.

En armonía, la comitiva se dirigió a la Toro Gallery para ocupar varias mesas circulares y empezar un ágape que preveía cuatro visiones distintas y creativas de cocinas del mar. Pepe Solla propuso su falso niguiri de vieira y atún y el ravioli/filloa de centolla y algas; Isaac Loya, su bogavante del Cantábrico con su crema y lechuga de mar y el virrey a baja temperatura sobre su marmita; JuanLu Fernández, la lubina ahumada en frio en escabeche yódico, y Albert Raurich, la trilogía de la merluza con cocochas en pankoage, merluza curri verde y suiomono con surimi de merluza.

Los cítricos del andaluz sirvieron de colofón dulce de una cena amena, que se acompañó de S. Pellegrino, Acqua Panna, cervezas Mahou-San Miguel y una selección de vinos de la bodega gaditana (Montecillo blanco Fermentado en Barrica 2019, Viña Monty viura 2016, Montecillo Gran Reserva 150 Aniversario 2005 o Osborne Solera RARE Pedro Ximénez Viejo.


Comentarios