fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

L’Escale Bistrot reformula su propuesta gastronómica

Mónica Ramírez
Mónica Ramírez 27/2/2020Comentarios

Tras trabajar en restaurantes de Francia, Australia, Inglaterra y Estados Unidos, Julien Rivoiron acabó recalando en nuestro país.  Barcelona fue la ciudad escogida y los restaurantes Osmosis y La Bellvitja fueron sus primeras paradas hasta abrir local propio: L’Escale. Ahora, tres años después de la apertura, reformula la propuesta gastronómica para adaptarse mejor a la demanda del cliente.

Rillete de carrillera de cerdo

Rillete de carrillera de cerdo

L’Escale Bistrot abrió sus puertas, por primera vez, hace tres años con Julien Rivoiron al frente y dos amigos socios que emprendieron otros proyectos una vez el local ya estuvo en marcha. Un socio más después, Julien apostó por caminar en solitario y rediseñar la filosofía culinaria del local para ajustarla a los gustos actuales del comensal.

Es así como la estructura tradicional de su carta original -primero, segundo y postre- se despoja de los corsés habituales y evoluciona hacia una propuesta que acoge una serie de platillos ideales para compartir. De esta manera, el cliente diversifica sus opciones y amplia la degustación. Lo único que permanece inalterable son los menús de mediodía que todavía se ofrecen diariamente en el local.

La cocina se sustenta en un recetario que conserva su raíz francesa –Julien es de Lyon-, adaptado a la culinaria de nuestro país y con matices asiáticos. En esta línea la carta alberga desde Rillete de carrillera de cerdo y alcaparrones en vinagre hasta Seta maitake asada, apionabo, shimenji en vinagre y avellanas o un Salmonete, estofado de lentejas, alcachofa, fumet y pimienta de sechuan, por citar algunos ejemplos. Los postres se elaboran todos en el restaurante, helados incluidos. El precio medio de la carta es de 25 a 30 euros.

Como comentábamos su menú de mediodía se mantiene con dos opciones a escoger entre dos primeros, dos segundos y dos postres a un precio de 14,50 euros (bebida incluida).

Y para aquellos que quieran picotear algo rápido, pueden sentarse en la barra del local donde pueden pedirse vinos a copas (el tinto Les Charmes 2015 pertenece a la bodega familiar, Domaine Rivoiron Père et Fils, AOC Morgon) acompañados de quesos franceses o tapas.


Comentarios