fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

El famoso pichón en escabeche del restaurante Lera ahora también para comer en casa

Redacción
Redacción 17/7/2020Comentarios

La empresa palentina Cascajares y el cocinero Luis Alberto Lera han unido su experiencia en un nuevo proyecto que pondrá al alcance de quien lo desee el Pichón escabechado, uno de los platos más afamados de la carta del restaurante Lera, ubicado en la localidad zamorana de Castroverde de Campos y que se podrá adquirir a través de www.cascajares.com.

El pichón escabechado es el plato estrella de este negocio familiar ubicado en plena Tierra de Campos, un lugar que se ha convertido en punto de peregrinación para los amantes de este producto, considerado como uno de los mejores platos de caza.

Este proyecto busca apoyar la industria vinculada a la cría de pichones al hacer accesible su consumo para todos los públicos y lograr una mayor difusión a través del canal de alimentación, ya que hasta ahora era un plato más propio de hostelería.

Cascajares elaborará este plato siguiendo la misma receta del restaurante Lera para escabechar y envasar los pichones en sus cocinas de Dueñas, aprovechando su conocimiento en la elaboración de platos preparados. Los pichones se presentarán en una bandeja de dos unidades, cada uno con un peso de entre 120 y 150 gramos, estarán listos para su consumo. Su precio será de 21,95 euros por bandeja.

Los pichones, palomas jóvenes de unas cuatro semanas, se han criado desde tiempos inmemoriales en la zona central de la cuenca del Duero, en los campos de León, Valladolid, Zamora o Palencia. Han formado parte del recetario tradicional y en las últimas décadas se han ido introduciendo en las cocinas de los restaurantes. La carne de pichón es rosada, tierna y de sabor intenso, y su receta tradicional es en escabeche, como se hacía antiguamente para conservar el producto en las despensas durante los meses de invierno.

El restaurante hotel Lera es el resultado de la evolución del Mesón El Labrador, la casa de comidas que la familia Lera fundó en 1973, dedicada a redescubrir la cocina tradicional castellana con un estilo muy personal. Desde 2008, con el cambio generacional y Luis Alberto Lera en la dirección, han apostado por mantener viva la herencia culinaria y por enriquecer el recetario con la aplicación de nuevas técnicas.


Comentarios