fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Las nuevas añadas de los cinco vinos más emblemáticos de Torres

Mónica Ramírez
Mónica Ramírez 19/2/2019Comentarios

El pasado lunes la familia Torres presentó las nuevas añadas de sus vinos más emblemáticos, Milmanda, Mas la Plana, Reserva Real, Grans Muralles y Perpetual, en una cata organizada en el restaurante Enoteca** de Paco Pérez.

La quinta generación de la familia Torres, Miguel Torres, junto al enólogo responsable del grupo, Josep Sabarich, presentaron ayer las nuevas añadas de los cinco vinos más emblemáticos de la bodega en el restaurante barcelonés Enoteca de Paco Pérez. En concreto fueron Milmanda 2016, Mas la Plana 2015, Reserva Real 2015, Grans Muralles 2015 y Perpetual 2016. Un quinteto que busca consolidar la imagen de calidad e identidad de los vinos de Torres no solo en nuestro país sino también fuera de nuestras fronteras.

Sean tanto de la D.O. Conca de Barberà, como de la D.O. Penedès o de la DOCa Priorat, los vinos comparten discurso y relato ya que representan fielmente su origen y el esfuerzo de la bodega por otorgar a cada uno de ellos una identidad que los singularice. Es así como por ejemplo, el Reserva Real 2015 expresa esa singularidad que le lega el suelo de pizarra donde nace, única zona del Penedés que posee este tipo de suelo, más propio del Priorat. Otro ejemplo es el del Gran Muralles 2015 que recoge uno de los trabajos más interesantes de la bodega: la recuperación de variedades desaparecidas. Este tinto se elabora con cariñena, garnacha y monastrell pero también con un pequeño porcentaje de querol y garró, ambas recuperadas. Hay que destacar que la querol es una variedad con mucha personalidad, que da mucho color y que es fácil que predomine. También es ejemplo el Milmanda 2016 con ese blend de chardonnays que le ofrece complejidad y textura a un vino nacido en suelo de arcilla férrica, profundo, rico en limos que favorecen un crecimiento vegetativo equilibrado. El resto: el histórico Mas La Plana, el antiguo Gran Coronas Etiqueta Negra, el monovarietal de cabernet sauvignon fruto de viña vieja del Penedès y Perpetual 2016 elaborado con las variedades tradicionales de su entorno, el Priorat: cariñena y garnacha.

Finca Milmanda

Finca Milmanda

Para Miguel Torres, estos vinos representan “mi obsesión en mostrar la expresión de un lugar determinado con vinos que sean capaces de explicar su historia y hablar de su paisaje y de su gente. Son vinos nacidos en viñas singulares, fincas históricas o elaborados con variedades recuperadas que a buen seguro enaltecerán nuestra preciada colección de vinos de Antología”.

Además de discurso los vinos comparten ideología: todas las viñas que dan vida a estos vinos, sean de donde sean, son ecológicas. No obstante, no busquen el sello de la CAAE ya que Torres ha decidido no mostrarlo en la etiqueta. Para ellos es una declaración de intenciones y así quieren que sea ya que quieren evitar que se interprete como una estrategia de marqueting.

Proyectos futuros

Además de todas las iniciativas encaminadas a la lucha contra el cambio climático y a favor de la sostenibilidad y la recuperación de variedades ancestrales, Torres está trabajando en dos proyectos que todavía no se sabe cuándo podrán ver la luz. El primero es la adquisición de una parcela, que actualmente es la de piedra licorella más alta del Priorat, con la que empezarán a trabajar en breve. Y el segundo es el lanzamiento de un monovarietal de forcada. Se trata de una de estas variedades recuperadas, nacida en la finca de Fransola, que madura un mes después de la chardonnay -con lo que es interesante de cara al cambio climático- y que está dando unos resultados interesantes. Por ahora solo se podrá encontrar en determinados restaurantes para valorar la respuesta de los expertos del sector.


Comentarios