fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Actualidad

“Hasta la vacuna, mejor no compartir platos”

David Salvador
David Salvador 21/7/2020Comentarios

Guardando la distancia de seguridad, promocionando el uso de la mascarilla cuando no se consume, ofreciendo solo raciones individuales y disponiendo geles hidroalcohólicos por el local, ganándote la confianza del comensal. Hablamos con el coordinador de la unidad de hospitalización Covid del Hospital del Mar de Barcelona, el doctor Roberto Carlos Güerri, para conocer mejor la responsabilidad de la restauración en la propagación del coronavirus, para confirmar que “el problema no es el lugar, no son los bares o restaurantes; el problema es de concienciación individual, y de gestionar bien los protocolos para evitar que se disperse el virus”. Bien gestionada, la restauración sigue siendo segura.

“La transmisión de la infección es por un contacto cercano por gotas”, por lo que repite distancia, mascarilla, geles y raciones individuales como las medidas de seguridad básicas para todos, también para la restauración. Aplicándolas, “los entornos de bares y restaurantes son entornos seguros”. Ejemplifica la frase con experiencia propia: “En el momento más duro de la pandemia vimos que el mayor número de contagios se producía en el comedor del hospital. Decidimos separar las mesas para mantener la distancia. Con solo ese gesto disminuyeron drásticamente los casos entre el personal sanitario. El bar no ha cerrado nunca. Simplemente se ha adaptado para solucionar un problema. Es de lo que se trata para el mundo de la restauración”.

Aunque el doctor apela principalmente a la responsabilidad individual para frenar el virus (“Si tienes síntomas, quédate en casa. Así de fácil”), aconseja al gremio “trabajar para generar seguridad, con medidas que pueden costar culturalmente pero que son ahora necesarias”. Al menos hasta que llegue la vacuna. “Cuando la tengamos –parece que puede ser a final de año– podremos relajar un poco esta sensación, volver a cómo éramos antes y tumbar estas medidas, aunque algunas han venido para quedarse”, reflexiona.

Podrá ser el uso de la mascarilla, la responsabilidad individual; no tendría que ser el no compartir. “Mientras no llegue la vacuna, recomiendo al restaurador que solo sirva platos individuales. Con tu tenedor coges tus bravas y, si estás infectado, puedes diseminar el virus por el plato que después tocará otra persona. Es una cuestión de probabilidades, y puede que no pase, pero compartir el mismo plato aumenta la probabilidad de contagiarse”. Compartir un plato, explica, es una situación de riesgo moderado. Estar a menos de un metro y medio de alguien, de riesgo alto.

Con la distancia fijada, ¿da igual interior que exterior? “Si la ventilación es buena no tiene por qué haber problema alguno en consumir en el interior”. Parece mejor igualmente en el exterior, “también porque la luz ultravioleta del sol inactiva el virus en un plazo corto de tiempo”. “Pero sigue mandando la regla de la distancia, por lo que si estamos apiñados en una terraza el riesgo vuelve a subir”. Resumen: distancia, mascarilla, geles y platos unipersonales. “Así bares y restaurantes son lugares tan seguros como cualquier otro. Por ello, como en la vida, dependemos de la responsabilidad individual, del restaurador y del cliente”.

Aprovechamos la disponibilidad del doctor, que agradecemos, y le formulamos una serie de preguntas médicas y de actualidad más generales:

¿Por qué se producen los rebrotes?

Los rebrotes se producen porque hay gente enferma que entra en contacto con gente que no ha pasado la infección. Pueden ser asintomáticos o poco sintomáticos, por lo que es muy importante la responsabilidad propia. Si no te encuentras bien, repito, tienes que no exponerte a otras personas. Es responsabilidad individual

Es difícil de entender el tema de los asintomáticos. ¿Cómo te quedes en casa si te encuentras bien?

El problema es el que el número de asintomáticos es menor del que se dice. Hay gente catalogada como asintomática porque no ha tenido el cuadro típico pero sí tiene síntomas. Por ello debemos apelar a la responsabilidad individual. Si te sientes mal, no salgas de casa. El problema, lo reconozco, también es de las autoridades sanitarias. No hemos sabido ayudar mejor a identificar los síntomas.

Personalmente, ¿usted va a restaurantes?

Sí, claro. Y hay que seguir yendo. Simplemente priorizaremos los sitios que te ofrecen cierta seguridad. Solo eso.

¿Cómo está ahora su unidad del hospital?

Hay un rebrote comunitario de baja intensidad, con dos tres casos al día. En abril, llegamos a tener 50 casos al día. Los casos actuales son de personas mucho más jóvenes y de sintomatología más leve.

¿Por qué parece que sea ahora Barcelona el foco del coronavirus en España?

Hay varias hipótesis y no sé decir cuál es la cierta. La primera es que en Barcelona se están haciendo muchísimos test. Hay casi barra libre de test. En el mes de marzo tenías que estar muriéndote para que te hicieran una PCR, y ahora te lo hacen por un moco. Si haces muchos test, detectas muchos casos. Es así. También puede ser que, por ejemplo en Madrid, en los meses malos, hubiera habido muchos más casos de los que reportaron y hayan creado una inmunidad poblacional. Son teorías. En la medicina no hay verdades absolutas. Sí puedo decir que, en Barcelona, con todas las dificultades, y aunque no es fácil, se está empezando a controlar.

Concluyendo, hasta la vacuna olvidemos de una cierta normalidad…

Hasta la vacuna conviviremos con tiempos plácidos y tiempos de rebrotes. Irá así.

Suerte, científicos.

Robert Güerri, en el programa Preguntes Freqüents de TV3

Robert Güerri, en el programa Preguntes Freqüents de TV3


Comentarios