fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

El Encuentro de los Mares cierra su primera edición con un mensaje positivo

Redacción
Redacción 19/6/2019Comentarios

La primera edición del congreso El Encuentro de los Mares concluyó esta mañana tras tres días de ponencias en tres escenarios diferentes ubicados en Málaga y Cádiz. La sostenibilidad, el estado del mar y sus recursos fueron los protagonistas de una jornada que cerró con un positivo mensaje: no debemos descuidarnos pero vamos por el buen camino.

El enólogo Antonio Flores de González Byass y el director de marketing de Tío Pepe, José Argudo

El enólogo Antonio Flores de González Byass y el director de marketing de Tío Pepe, José Argudo

Grandes cocineros españoles como Ángel León, Paco Pérez, Javier Olleros, Esther Manzano, Diego Gallegos o los italianos Moreno Cedroni y Pino Cuttaia figuraron en la lista de ponentes de un congreso que recorrió distintos puntos de las provincias de Málaga y Cádiz durante cuatro días. Compartieron auditorio con expertos y profesionales en diferentes áreas marinas, como Carlos Duarte, director del Centro de Investigación del Mar Rojo o Rita Míguez, presidenta de la Asociación Nacional Mujeres de la Pesca, organización que agrupa a 15.000 mujeres vinculadas por su actividad laboral al mar. El presidente de la Coalición Internacional de Asociaciones de Pesca, Javier Garat; o Rogelio Pozo, director general de Azti -centro tecnológico de referencia mundial experto en investigación marina y alimentaria-, formaron parte también del interesante programa de ponencias.

Es la primera vez que se plantea un evento con esta temática y carácter pluridisciplinar, en el que las opiniones de grandes expertos en materias científicas se alternan con otras de pescaderos, empresarios o cocineros para configurar una radiografía holística del hecho marino.

“Hemos demostrado que hay un solo mar, que todos los mares tienen las mismas necesidades y los mismos problemas, pero que para todos hay esperanza. Después de escuchar las reflexiones de estos días, todo tiene incluso más sentido que cuando empezamos. Toda la información que hemos recibido nos dice que si actuamos a tiempo, el mar se puede salvar”. Con este mensaje positivo concluía este miércoles el presidente de la división de Gastronomía de Vocento, Benjamín Lana, lo que han sido cuatro días debatiendo, reflexionando, intercambiando opiniones y sobre todo compartiendo experiencias en favor de la defensa del mar. Ese era el objetivo del I Encuentro de los Mares, congreso que ha organizado Vocento con el apoyo de la Diputación Provincial de Málaga y la Junta de Andalucía. Según Lana, se han superado las expectativas. De ahí el afán de continuidad, que ya promete para la próxima edición “más contacto con el mar, potenciar la relación con el sector y abrirnos a la internacionalización”. Lo adelantaba el presidente de la división de Gastronomía de Vocento para poner el broche al congreso y a otra jornada de ponencias en las que la mujer reivindicaba su papel en el sector y los cocineros exhibían la riqueza de los productos marinos.

Esther Manzano y su marido, Celso Sánchez

Esther Manzano y su marido, Celso Sánchez

 

La jornada de hoy con la mujer como protagonista

Las ponencias de esta mañana se organizaban en las instalaciones de la impresionante bodega González Byass, en Jerez de la Frontera (Cádiz). Tras la exposición de Sergio Bastard, Paco Pérez, Esther Manzano, Rafa Zafra, Pere Gotanegra, Iván Domínguez, Pino Cuttaia, todas magníficas, ha destacado la de Rita Míguez, presidenta de la Asociación de Mujeres de la Pesca. Míguez destacó la necesidad de la visibilización de la mujer en el sector pesquero, la igualdad de derechos entre hombres y mujeres que realizan las mismas labores, las condiciones y una formación cualificada. También explicó la preocupación del relevo generacional “necesitamos que los jóvenes se interesen por este sector como medio de vida pero esto solo se consigue defendiendo sueldos dignos, mejorando nuestra situación socio-laboral, contagiando nuestro entusiasmo por el mar y dignificando nuestras profesiones”, apuntó.

Rita Míguez

Rita Míguez

Otro de los ponentes que destacó fue José Lucas Pérez Llorens, catedrático del departamento de biología de la Universidad de Cádiz y autor del libro ¿Las algas se comen?, un periplo por la biología, la historia, las curiosidades y la gastronomía, proclamado por el jurado de los prestigiosos premios Gourmand World Cookbook Awards como el mejor libro de cocina del mundo.

Para cerrar el congreso, los anfitriones de esta última jornada de ponencias, las Bodegas González Byass, ofrecieron una charla sobre la relación del vino de Jerez con el mar a cargo del enólogo Antonio Flores y el director de marketing de Tío Pepe, José Argudo. El vino de Jerez es un vino que mira al mar, no sólo por geolocalización sino también por historia y voluntad de la empresa, según ha comentado José Argudo. Jérez. Situada entre el Mediterráneo y el Atlántico, era una zona inundada y su tierra sedimentaria, donde ahora crecen sus viñedos, es rica por esas aguas que la bañaron. Unos viñedos que llegan a estas tierras también por mar de la mano de los fenicios y sus lagares. Pero quizás el vínculo más curioso de los vinos de Jérez es la tradición de los vinos de ida y vuelta, vinos que se embarcaban para conseguir que durante las travesías mejorasen su potencia y sabor. Desde el río Guadalate, canal de esas miradas al mar de los vinos de Jérez, han salido toneles a la ruta de Manila, la más usada históricamente por González Byass, para obtener esos vinos viajados.

Como homenaje a esa tradición marítima y vinícola, las bodegas decidieron en 2018 recuperar esa tradición y embarcaron dos toneles de vino de Jérez en el buque escuela Juan Sebastián Elcano. Un vino que sufrió temporales, humedad, salinidad y temperaturas extremas; pero que en su vuelta a casa demostró haber adquirido potencia en sabor y aroma. El resultado de este experimento marítimo y vinícola, del que se tenía información, pero no experiencia, ha sido un vino denominado XC palo cortado de ida y vuelta, que los asistentes al congreso tuvieron la oportunidad de degustar.


Comentarios