fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Rosa María Esteva abre su tercer local: El Otro Mordisco

Redacción
Redacción 27/12/2019Comentarios

Rosa María Esteva logra revivir en toda su esencia el alma del primer Mordisco –abierto en 1987- que se cerró para dar lugar al desaparecido Hotel Omm, en tres espacios con el mismo apellido y filosofía pero con un nombre y personalidad propios: Mordisco, Atmósferas Mordisco, y ahora, El Otro Mordisco.

Ubicado en pleno Eixample, en el número 225 de la calle València —entre Rambla Catalunya y Balmes—, a menos de 10 minutos a pie del Mordisco del Passatge de la Concepció, encontramos el tercer establecimiento del proyecto personal de Rosa Esteva, El Otro Mordisco.

El establecimiento lo habían ocupado en los últimos tiempos Tomate y Fan Ho, restaurantes que formaban parte del Grupo Tragaluz. Esteva, que está desvinculada de la gestión de la compañía que cofundó junto a Tomás Tarruella hace más de tres décadas, se halla inmersa en el crecimiento de su proyecto personal bajo la enseña Mordisco.

El trío de locales ha sido resultado de la misma fórmula, basada en la comida sencilla, los precios razonables y el buen ambiente. Con identidades diferenciadas y cartas con ligeras variaciones, presentan importantes puntos en común: son cálidos, modernos, informales y esconden la mano inconfundible de Esteva en cada detalle.

El concepto pionero al que Esteva dio vida a finales de los 80 continúa actualizándose en la mente de su creadora, que tiene un vínculo muy estrecho con el Mordisco. El ambiente familiar, el buen servicio y la comida casual capaz de llegar a un público amplio son los puntos clave de un modelo de éxito que se sigue perfeccionando y renovando y en el que el diseño tiene casi tanto peso como la cocina.

La empresaria ha renovado el interiorismo para El Otro Mordisco con guiños al local que lo empezó todo y toques que también recuerdan a su más reciente apertura en La Roca, como las numerosas plantas y el cañizo. La gran sala, en forma de U y con dos salidas al exterior, tiene capacidad para 115 comensales y es luminosa. Al comedor interior se anexa una terraza a pie de calle.


Comentarios