fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Actualidad

La voz de la restauración se alza contra la nueva normativa catalana para esta Navidad

Redacción
Redacción 18/12/2020Comentarios

El Gremi de Restauració de Barcelona interpreta como una declaración de guerra, desde ahora y hasta el 14F, las nuevas restricciones anunciadas hoy por la Generalitat de Catalunya.

Tras el anuncio de la Generalitat de Catalunya de la nueva normativa que se aplicará estas Navidades para evitar que la tasa de contagio empeore (podéis leer la noticia clicando aquí), tal y como viene haciendo en los últimos días, la voz de los restauradores no se ha hecho esperar. “El funcionamiento intermitente de la hostelería durante 4,5 hores al dia es radicalmente inviable y equivale a un nuevo cierre”, explica el Gremi de Restauració de Barcelona.”Los restauradores no damos crédito, las reuniones familiares en domicilios podrán continuar celebrándose, con 10 personas como máximo, con la ampliación del toque de queda la Nochebuena y Nochevieja… La única diferencia sustancial respecto a las medidas que ya conocíamos  es el cierre de la restauración”, lamentan.

Según el Gremi de Restauració de Barcelona, desde el inicio de la pandemia, la Generalitat y el Ministerio de Salud han alertado de que la mayoría de contagios se producen en espacios privados, donde las personas se relajan y donde el hecho de estar con familiares o amigos genera una falsa sensación de seguridad. Este hecho, contradice las nuevas medidas que la Generalitat de Catalunya ha anunciado esta misma mañana “este año habrá Navidad, pero en los domicilios, no en los restaurantes. ¿Quién querrá celebrar la comidad de Navidad entre las 13:00 y las 15:30? La avalancha de anulaciones será terrible”, espetan desde el Gremi. Y continuan “¿a quién culparemos cuando, después de Reyes, aumente la curva de contagios por culpa de estas celebraciones privadas?”

Para el Gremi, se tiene una obsesión malsana contra la restauración. “Parece que el departamento de Salud haya estado esperando que las cifras empeorasen para cerrar de nuevo bares y restaurantes. El acoso que sufrimos es intolerable. No fueron capaces de anticipar la segunda ola y cerraron la restauración. No han sido capaces de anticiparse a la tercera y hoy imponen un nuevo cierre. ¿Cuándo piensan dimitir? Las familias se están arruinando por culpa de su incompetencia”, afirman indignados.

Tal y como indica la información facilitada, el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés, explicó que se encargará al departmento de Interior un plan de inspección. “Celebramos que, por fin, Aragonés haya descubierto la potestad sancionadora de la administración. ¿A qué se ha dedicado todo este tiempo?”.


Comentarios